Saltar al contenido principal

Human Rights Watch: el mundo ya no acepta los autoritarismos

Venezolanos que viven en Perú protestan contra el presidente Nicolás Maduro a las afueras de la embajada de Venezuela en Lima, Perú, el 10 de enero de 2019.
Venezolanos que viven en Perú protestan contra el presidente Nicolás Maduro a las afueras de la embajada de Venezuela en Lima, Perú, el 10 de enero de 2019. Mariana Bazo / Reuters

La ONG indica que cada vez es más común que diversos grupos de la sociedad civil, con el apoyo de naciones, coaliciones de países y organismos internacionales, demuestren su oposición a las autoridades "que violan los derechos humanos".

ANUNCIOS

Cada vez es más común que tanto los grupos civiles como las naciones y conjuntos de países se resistan "a los populistas que violan los derechos humanos".

Esto es lo que indica el Informe Mundial 2019 de la ONG Human Rights Watch (HRW) que, además, expone como gran tendencia del año la creciente oposición a los gobiernos y líderes autoritarios en numerosos países del mundo.

Kenneth Roth, director ejecutivo de la organización, expuso que vivimos "un momento oscuro para los derechos humanos" debido a que aún hay autoridades autocráticas y violación de estos derechos en el mundo. Sin embargo, resalta que "la democracia y la fuerza de la ley están ganando fuerza".

"Los mismos populistas que exparcen odio e intolerancia están impulsando una resistencia que continúa ganando batallas. La victoria no está asegurada en ningún caso, pero lo que ha ocurrido en el último año indica que el exceso de leyes autocráticas están potenciando un importante contraataque", añade Roth.

El estilo de los nuevos autócratas

El texto defiende que los autócratas contemporáneos no usan las técnicas de los dictadores tradicionales y agrega que la mayoría sigue una estrategia de dos pasos para afectar la democracia.

En primer lugar, demoniza a minorías vulnerables para crear un sistema de apoyo popular y es entonces cuando debilita los controles sobre el Gobierno, que son fundamentales para garantizar los balances de poder.

"Incluso las democracias establecidas en el mundo han demostrado que son vulnerables a esta demagogia y manipulación", destaca el informe.

Asimismo, indica que los líderes autócratas "pocas veces resuelven los problemas que criticaron para justificar su ascenso al poder" y al tiempo crean su "propio legado de abuso".

Human Rights Watch señala que algunos integrantes de las sociedades defienden que los autócratas hacen mejor su trabajo, pero "al priorizar quedarse en el poder, el costo humano puede ser enorme".

La organización se refiere puntualmente a Venezuela asegurando que se trata de una nación con hiperinflación y devastación económica, y también cita a Filipinas con las ejecuciones extrajudiciales causadas por "la guerra contra las drogas".

El auge de las alianzas y los movimientos contra los autócratas

En el texto, la ONG afirma que ante esas tendencias las alianzas entre Gobiernos que respetan los derechos son más frecuentes. Esos vínculos generalmente tienen el apoyo de grupos civiles y se han convertido en resistencias efectivas.

"Los líderes políticos deciden violar los derechos humanos porque ven ventajas, ya sea para mantenerse en el poder, enriquecer sus cuentas bancarias o recompensar a sus amigos. Esta creciente resistencia ha elevado el precio de esas decisiones abusivas", asegura el informe.

Al mismo tiempo, señala que aunque en repetidas ocasiones la presión no tiene éxito de inmediato, a largo plazo las iniciativas de oposición funcionan y logran su cometido.

El documento menciona puntualmente los pasos que Naciones Unidas tomó en 2018 para incrementar la presión sobre Myanmar, Arabia Saudita y Venezuela.

En esa línea cita a China, Rusia y Egipto como tradicionales opositores de las leyes de derechos humanos y destaca que "fue impresionante ver cómo fueron perdiendo el año pasado", a causa de la presión creciente de gobiernos que defienden esas libertades.

Human Rights Watch expone que la tendencia de 2018, a defenderse de líderes autoritatios, "ilustra la posibilidad y la responsabilidad de defender los derechos humanos incluso en tiempos más oscuros".

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.