Saltar al contenido principal
El Debate

Atentado en Colombia, un retroceso en el proceso de paz

La mañana del 17 de enero de 2019 quedará marcada como una mancha negra en la historia de Colombia, un país que avanza, no sin dificultades, hacia la restauración de paz. La Escuela de Policía General Santander, ubicada en la ciudad de Bogotá, fue el epicentro de un atentado con un carro bomba que dejó más de una veintena de muertos y decenas de heridos. En El Debate de France 24 analizamos junto a nuestros invitados y especialistas el significado de los hechos para la coyuntura del país.

Anuncios

La explosión de un carro bomba en la sede de la Escuela de Policía General Francisco de Paula Santander, ubicada en la ciudad de Bogotá, generó angustia en los habitantes de Bogotá. Colombia es un país que ha vivido hechos de violencia durante años y no había sufrido en décadas un incidente de características similares.

“Para los colombianos es una noticia muy dolorosa, fui parte del equipo negociador de la paz (durante los diálogos con la guerrilla de la FARC) y tengo esperanza de alcanzar una paz completa (…) En la actualidad las negociaciones con el ELN están congeladas y en mi opinión, cuando se cierran los espacios para los diálogos, lo que queda son las violencias”, dijo el Senador por el Partido de la U, Roy Barreras, durante el programa.

Para Luis Emil Sanabria, presidente de la organización sin fines de lucro, Redepaz, lo ocurrido debe ser un llamado a la reflexión en términos de no permitir un regreso de la violencia al país.

“El camino de la guerra es el que hemos tenido, se debe explorar el camino de la paz, que se establezca una política de paz, que el Estado no se eche para atrás, sino que nos llame a esa unidad para rodear la paz”, dijo Sanabria durante el debate.

El atentado, un detonador de la angustia en el país

Camilo Romero, gobernador del departamento colombiano de Nariño, uno de los más afectados por las acciones de grupos armados al margen de la ley, se pronunció en contra del atentado terrorista. Sus palabras fueron principalmente  para las víctimas, pero también en lo que los hechos significaron para la sociedad colombiana.

A juicio de Romero, el hecho se percibe como un retroceso para una ciudadanía que se había atrevido a hablar de otros temas más importantes para el desarrollo del país.

“Este atentado lo que hace es regresarnos, ponernos a hablar de lo que le interesa a unos pocos, nosotros rechazamos el terrorismo, venga de donde venga, pero en Colombia hay quienes están dispuestos a pasar por encima del dolor para generar división entre los colombianos”, afirmó el gobernador durante la conversación.

Por otro lado, Diego Molano, concejal de la ciudad de Bogotá, hace señalamientos a los acuerdos alcanzados durante el año 2016 y los describe como un factor que permite la aparición de nuevos hechos de violencia.

“Lo que vivimos es el resultado de una paz mal negociada porque precisamente después del acuerdo de paz lo que ha ocurrido es un deterioro de los acuerdos por parte de los mismos miembros de las FARC (…) Esa paz mal negociada nos regresa al pasado y permite que la sociedad esté angustiada”, agregó Molano.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.