Saltar al contenido principal

Exdiputada de Sinaloa habló de su relación amorosa con el 'Chapo' Guzmán

Lucero Guadalupe Sánchez, exdiputada y expareja de Joaquín 'El Chapo' Guzmán, testificó en la Corte Federal de Brooklyn, Estados Unidos, el jueves 17 de enero de 2019, en presencia de Guzmán (derecha) y los abogados de su defensa: Jeffrey Lichtman (izquierda) y Eduardo Balarezo (centro).
Lucero Guadalupe Sánchez, exdiputada y expareja de Joaquín 'El Chapo' Guzmán, testificó en la Corte Federal de Brooklyn, Estados Unidos, el jueves 17 de enero de 2019, en presencia de Guzmán (derecha) y los abogados de su defensa: Jeffrey Lichtman (izquierda) y Eduardo Balarezo (centro). Jane Rosenberg / Reuters

"A veces lo quería, y otras no", contó Lucero Sánchez en la corte de Brooklyn en la que está siendo procesado Joaquín Guzmán Loera. La otrora diputada del estado de Sinaloa colaboró en el negocio de tráfico de marihuana del capo mexicano.

ANUNCIOS

Se conocieron en una fiesta en 2010, pero la relación entre Joaquín Guzmán Loera y Lucero Guadalupe Sánchez inició al año siguiente, cuando ella tenía 21 años. Cuando se ganó su confianza, el ‘Chapo’ le encargó enviarle paquetes de marihuana desde su natal Durango, en el estado norteño de Sinaloa.

Antes de iniciar la audiencia, Sánchez rompió en llanto y la jueza tuvo que aplazar el inicio de la sesión mientras se estabilizaba la testigo. "Yo me confundía con mis propios sentimientos, a veces lo quería y otras no, por sus diferentes actitudes trataba siempre de tenerlo contento", relató minutos después la joven de 29 años.

Ante el juzgado estadounidense, Sánchez contó que le enviaba marihuana con semilla, "de peor calidad". "Quería que se molestara conmigo y me mandara venir, pero no lo conseguí", relató.

Sánchez fue la legisladora local más joven del estado de Sinaloa

Según contó Sánchez al jurado, su relación con el narcotraficante terminó a finales de 2012. En 2014, ella llegó al Congreso del estado de Sinaloa, tenía 24 años y se convirtió en la diputada más joven en la historia de la institución. Pero sus encuentros con el ‘Chapo’ Guzmán continuaron.

Este jueves 17 de enero, en la Corte Federal de Brooklyn, Sánchez contó que ella se encontraba con el narcotraficante en la noche del 16 de febrero de 2014, cuando un equipo de la DEA allanó la residencia del ‘Chapo’ en la Colonia Guadalupe, un barrio de Culiacán, la ciudad más poblada del estado mexicano de Sinaloa.

"Estaba quedándome dormida cuando empecé a escuchar ruidos: muchos golpes, helicópteros, gritos. Escuché a Cóndor -uno de los secuaces de El Chapo- decir 'Tío, tío, nos cayeron'", contó la exdiputada.

El Chapo se dirigió corriendo, desnudo, al baño y los cuatro -junto con una ayudante de la casa- bajaron por una escalera de madera escondida bajo la bañera.

La exdiputada describió que "era un lugar húmedo, lleno de agua y lodo". El espacio tenía 1,5 metros de altura -ella mide 1,52- en el que estuvo "suficiente para traumarme, más de una hora".

El episodio confirma la versión del agente de la DEA Víctor Vázquez, cuyo testimonio terminó esta mañana, donde explicó una serie de operaciones para capturar al ‘Chapo’ en febrero de 2014, que terminaría con su detención la madrugada del 22 de ese mes. El narcotraficante escaparía de prisión al año siguiente y sería recapturado en 2016.

La exdiputada habló del lavado de dinero del cartel de Sinaloa

Además de enviar marihuana desde el Triángulo Dorado, en las montañas de Durango, Sánchez conoció de cerca la forma de operar del cartel. La joven gestionó una empresa pantalla que se encargaba de exportar jugos de frutas. Según su testimonio, la compañía nunca vendió ni un litro, pero en cuatro meses manejó alrededor de cinco millones de dólares.

Sánchez, conocida en la prensa mexicana como la “Chapodiputada” por su relación con el narcotraficante, se presentó ante la corte con el traje de presidiaria. La exdiputada fue capturada el 21 de junio de 2018 mientras intentaba cruzar la frontera entre México y Estados Unidos. Permanece retenida en prisión federal por un delito de "conspiración de cocaína" y aceptó los cargos el pasado octubre.

Durante el testimonio, el ‘Chapo’ evitó el contacto visual con su expareja. En el auditorio también se encontraba la modelo Emma Coronel, actual esposa del capo mexicano.

El miércoles, en medio del juicio que se adelanta contra Guzmán Loera en la Corte Federal de Brooklyn, un narcotraficante colombiano habló de un supuesto soborno que habría pagado el capo a Enrique Peña Nieto, expresidente mexicano.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.