Saltar al contenido principal

México: más de 80 muertos tras la explosión de un oleoducto

Técnicos forenses retiran un cuerpo del sitio donde explotó un ducto de combustible roto por presuntos ladrones de petróleo, en el municipio de Tlahuelilpan, estado de Hidalgo, México, 19 de enero de 2019.
Técnicos forenses retiran un cuerpo del sitio donde explotó un ducto de combustible roto por presuntos ladrones de petróleo, en el municipio de Tlahuelilpan, estado de Hidalgo, México, 19 de enero de 2019. Henry Romero / Reuters

Sube a 89 la cifra de víctimas mortales tras la explosión que se produjo el jueves pasado, en medio de una toma clandestina de gasolina de la petrolera estatal Pemex.

ANUNCIOS

Con el hallazgo de nuevos cadáveres en el lugar de la explosión y la muerte de varios heridos que se encontraban hospitalizados, el número de víctimas fatales que deja este accidente ya es 89.

Así lo confirmó el gobernador del estado de Hidalgo, Omar Fayad, y junto al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo que entre los lesionados se encuentran menores de edad y adultos mayores de hasta 63 años. "La principal tarea es estabilizar a las personas para continuar con los tratamientos correspondientes" afirmó el funcionario tras visitar junto a la primera dama de México varios hospitales que atienden a los sobrevivientes de este siniestro.

Fayad añadió que incluso algunos heridos serán trasladados a un centro especializado en Estados Unidos, ubicado en la ciudad de Galveston, Texas.

AMLO: “No vamos a enfrentar la violencia con violencia”

“No se puede enfrentar el mal con el mal”, sentenció el mandatario mexicano en su análisis de la crisis que derivó en esta tragedia y apuntó a las causas estructurales del conflicto. En ese sentido dijo que “esto no se resuelve con medidas coercitivas (…) Tenemos la convicción de que el pueblo es bueno y honesto, y si llegó a estos extremos y a estas prácticas es porque se los abandonó por completo. No han podido satisfacer sus necesidades básicas, hay millones de pobres en el país, por eso ha proliferado este tipo de actitudes”.

AMLO apuntó directamente a las causas del problema y dejó en claro que su enfoque del mismo se enmarcará en el respeto a los derechos humanos, aunque sin abandonar su plan de lucha contra el robo de gasolina que el año pasado le costó al país cerca de tres mil millones de dólares. “Llevamos treinta años sin crecimiento económico, sin empleos, sin bienestar, con problemas de desintegración familiar y perdidas de valores”, esas son las causas que señaló el mandatario.

López Obrador pidió colaboración de los ciudadanos para acabar con el robo de combustible

El Fiscal General de México, Alejandro Gertz, indicó que hasta el momento no hay ninguna persona detenida por este caso, pero señaló que quienes se encuentran hospitalizados podrían enfrentar cargos por el robo de gasolina.

Este tipo de acciones ilícitas, que en esta oportunidad terminó en tragedia, son comunes según el López Obrador, en las regiones del país donde pasan los ductos de combustible. “Es un problema grave en Veracruz, Hidalgo, en Puebla y también en el estado de México”, describió.

AMLO aseguró que esta crisis va a terminar, y para que eso ocurra apeló a la ciudadanía, incluso aquellos que participan de actos por fuera de la ley. “Aquí ayudan todos los ciudadanos, los que resisten por el desabastecimiento y los mismos pobladores que por necesidad han caído en estas prácticas, ellos mismos van a ayudar, yo creo en la gente, en el pueblo y en los seres humanos y sé que si hay opciones esto se puede resolver”, dijo esperanzado.

Según AMLO estas prácticas no se vinculan a la escasez de gasolina

Para el mandatario mexicano “no es que haya escasez de combustibles por el plan de combate al robo, sino que es una práctica que lleva más tiempo. Es un mercado negro”. Según el presidente de México, la situación es preexistente y se soslayó durante mucho tiempo. Para reconstruir el país, pidió nuevamente ayuda a la población, para que con sus testimonios se pueda conocer mejor el mecanismo detrás de estas prácticas.

Desde que llegó al poder el 1 de diciembre de 2018, López Obrador comenzó un combate contra el robo de hidrocarburos a través de los ductos de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), que generó pérdidas millonarias para la compañía.

Con ese objetivo, se reforzó la seguridad en los ductos y se transportó más gasolina con camión cisterna), lo que ha causado una crisis de desabastecimiento en unos diez estados del país, con estaciones de servicio cerradas, aglomeraciones de gente para comprar gasolina y el sabotaje de ductos.

Para conocer información oficial en materia de desaparecidos y traslados de personas heridas ingresar al siguiente link.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.