Saltar al contenido principal
Reporteros

República Democrática del Congo, lucha contra el ébola en medio de la confrontación armada

Beni, una población ubicada al noreste de República Democrática del Congo vive una doble guerra. Por un lado, los equipos médicos locales e internacionales trabajan para frenar la epidemia de ébola que afecta la zona. Pero la labor se realiza en medio de la inseguridad que existe en el área debido a la lucha armada. Bastien Renouil, reportero de France 24 visitó el lugar y conoció detalles de la situación.

Anuncios

Desde el año 1976, cuando se detectó por primera vez el virus ébola al norte de República Democrática del Congo, la nación no había vivido una epidemia como la que enfrentan en la actualidad.

En la provincia de Kivu del Norte, una de las divisiones del país tras la Constitución de 2005, se han registrado al menos 400 casos confirmados de ébola. 240 personas han muerto, por lo que los médicos y las autoridades de salud internacionales observan la crisis con atención.

Beni, localidad considerada como el epicentro de la crisis, recibe la visita de médicos y especialistas para atender la enfermedad. No obstante, su labor se ve afectada por los constantes enfrentamientos que persisten en la zona.

Labores de asistencia médica en medio de la guerra

Por décadas el este de la República Democrática del Congo, vivió bajo intensas confrontaciones que han dejado la zona completamente devastada. En la actualidad, los grupos armados propagan el terror y evitan que los equipos médicos desarrollen sus labores.

El Ejército del país se encuentra indefenso. Muchas personas son ejecutadas y secuestradas debido a esta situación.

Por otro lado, las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF por sus siglas en inglés) y consideradas como un grupo yihadista, actúan bajo la noche atacando pueblos y barrios.

Para hacer frente a la situación y ofrecer protección tanto a la población como a los equipos médicos que acuden al lugar, las fuerzas de seguridad del país y el personal de mantenimiento de la paz de la Misión de las Naciones Unidas para República Democrática del Congo, iniciaron operaciones en la región de Beni con el objetivo de tomar los campamentos de ADF y mantener a sus integrantes lejos de la ciudad.

La acción llevada a cabo generó que siete cascos azules fuesen asesinados. Tambien murieron un número no determinado de integrantes del Ejército congoleño.

Mientras todo ello ocurre, la lucha contra el ébola es una carrera contra el reloj. Para los organismos de salud es esencial prevenir la propagación de la enfermedad, pero el enfrentamiento de los grupos armados parece no dar tregua.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.