Saltar al contenido principal

FMI: crecimiento económico se debilita en la eurozona y Latinoamérica

El Foro Económico de Davos se llevará a cabo entre el 22 y el 25 de enero de 2019.
El Foro Económico de Davos se llevará a cabo entre el 22 y el 25 de enero de 2019. Arnd Wiegmann/Reuters

Previo al inicio del Foro Económico de Davos, el organismo liderado por Christine Lagarde volvió a advertir sobre mayores riesgos para la economía global en el 2019. Una desaceleración en China es uno de ellos.

ANUNCIOS

El Foro Económico de Davos, en Suiza, que todos los años reúne a los grandes líderes políticos y económicos del mundo, comienza con una advertencia: la economía global enfrenta varios riesgos este año, y los gobiernos deben tomar medidas para enfrentarlos.

Las señales de alerta tienen más de un origen. La semana pasada fue el mismo Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), organizador del evento, el que señaló en su informe de ‘Riesgos Globales 2019’ que el mundo podría enfrentarse este año a una “tormenta perfecta” en materia económica.

Según los expertos consultados, las principales causas del empeoramiento de la economía serían las fricciones económicas entre las grandes potencias y el deterioro de las reglas concernientes al comercio multilateral.

El 21 de enero, a pocas horas del inicio de Davos, el Fondo Monetario Internacional se pronunció en el mismo sentido. En su informe ‘Perspectivas Económicas Globales’, el organismo rebajó las previsiones de crecimiento global al 3,5% en 2019 y al 3,6% en 2020, dos décimas y una décima menos, respectivamente, con respecto a la previsión de octubre pasado. Se trata de la segunda revisión a la baja en tres meses.

“¿Una recesión mundial está a la vuelta de la esquina? La respuesta es no, pero definitivamente ha aumentado el riesgo de que la reducción del crecimiento se agudice”, declaró la directora del FMI, Christine Lagarde, en una conferencia de prensa en Davos.

“Si sumamos las incertidumbres, las preocupaciones geopolíticas y las proyecciones decepcionantes de crecimiento a largo plazo tenemos un panorama económico con un mensaje muy claro para los líderes políticos: resuelvan los puntos vulnerables y estén listos en caso de que una grave desaceleración se materialice”, añadió Lagarde.

China y Latinoamérica, mercados emergentes bajo presión

Las condiciones externas y las tensiones geopolíticas han afectado a los mercados emergentes, según destacó el FMI en su informe.

“Los mercados emergentes y economías en vías de desarrollo han estado sometidas a condiciones externas difíciles durante los últimos meses, en medio de tensiones comerciales, tasas de interés más altas en Estados Unidos, un dólar más caro, fugas de capital y precios volátiles del crudo”, señaló el FMI.

El organismo prevé que la economía latinoamericana crezca un 2% en 2019 y un 2,5% en 2020, una reducción de dos décimas para ambos años. Las causas serían una menor previsión para México, el agravamiento de la crisis venezolana y la contracción en Argentina, que lleva a cabo un proceso de ajuste.

Si bien mantuvo sus previsiones de octubre pasado para China (6,2% para 2019 y 2020), el FMI advirtió que estas cifras pueden cambiar si persisten las tensiones comerciales con Estados Unidos. De hecho, el informe del FMI coincidió con la publicación de las cifras de crecimiento de la economía china en 2018, que se expandió un 6,6%, su menor registro desde 1990.

“Los números que vimos hoy para China son completamente consistentes con nuestros pronósticos”, afirmó Gita Gopinath. La economista jefe del FMI urgió al Gobierno chino a continuar trabajando para equilibrar su economía, controlando el aumento excesivo del crédito y continuando con las reformas de su sistema financiero.

España, la única economía de la Eurozona que sale bien librada

Según el FMI, el crecimiento en la eurozona se reducirá del 1,8% en 2018 al 1,6% en 2019, tres décimas por debajo de lo proyectado hace tres meses.

Una de las más golpeadas es la economía alemana, para la que el FMI pronostica un crecimiento del 1,3% este año debido a “un menor consumo privado, una débil producción industrial tras la introducción de nuevos estándares en las emisiones y una demanda externa contenida”.

Las previsiones para Francia (1,5% en 2019) e Italia (0,6% este año) también fueron revisadas a la baja. En el primer caso debido “al impacto negativo de las protestas callejeras”, en referencia al movimiento de los “chalecos amarillos”, y en Italia por causa de la elevada prima de riesgo soberana y los “mayores costos de financiación”.

España, para la que se prevé un crecimiento del 2,2% este año y del 1,9% en el 2020 es la única de las grandes economías de la eurozona que eludió la rebaja en las previsiones. El país ibérico lidera así el crecimiento del bloque, sobre el que también se cierne la incertidumbre del Brexit.

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.