Saltar al contenido principal

Theresa May compareció ante el Parlamento británico para presentar su 'plan B' para el Brexit

Una activista proeuropea se manifiesta a las puertas del Parlamento británico contra el Brexit. Londres, Reino Unido, el 21 de enero de 2019.
Una activista proeuropea se manifiesta a las puertas del Parlamento británico contra el Brexit. Londres, Reino Unido, el 21 de enero de 2019. Andy Rain / EFE

La primera ministra británica presentó ante el Parlamento su nueva estrategia de cara a las negociaciones sobre el Brexit. La oposición le exigió que deje de contemplar la opción de una salida sin acuerdo de la Unión Europea.

Anuncios

La batalla en el Parlamento británico continúa. Theresa May compareció nuevamente este lunes ante una Cámara de los Comunes profundamente dividida respecto al futuro de Reino Unido frente al Brexit, la salida de ese país de la Unión Europea.

May expuso sus planes de cara al Brexit, después de que los diputados rechazaran la semana pasada por un amplio margen de 230 votos el acuerdo al que el Gobierno británico había llegado con la Unión Europea en noviembre de 2018. Una vez más, el tema de la frontera irlandesa determinó el curso del debate entre la primera ministra y los parlamentarios.

"En las próximas semanas seguiré hablando con mis colegas, incluido el DUP (Partido Unionista de Democrático de Irlanda del Norte), para considerar cómo podemos cumplir con nuestras obligaciones con la gente de Irlanda del Norte e Irlanda de una forma que podamos obtener el mayor apoyo posible en el Parlamento", dijo May.

May se niega nuevamente a convocar un segundo referendo

Asimismo, May abordó un tema que ha ido ganando peso a medida que las negociaciones sobre el Brexit se han hecho cada vez más complejas: la realización de un segundo referendo. Pero ante esta posibilidad, la premier se mostró nuevamente reticente:

"Tengo miedo de que un segundo referendo sentaría un difícil precedente, que podría tener implicaciones significativas sobre cómo manejamos los plebiscitos en este país", dijo la mandataria antes de asegurar que para hacer realidad ese escenario, haría falta también la extensión del plazo para hacer efectivo el Brexit, fijado para el 29 de marzo.

Desde que inició el proceso de negociaciones, el 29 de marzo de 2017, la primera ministra se ha mostrado una feroz defensora de la salida del Reino Unido de la Unión Europea y de respetar el resultado del referendo de 2016, que dio la victoria a la opción de la salida del bloque por un corto margen.

La oposición pide a May descartar la posibilidad de un Brexit sin acuerdo

Por su parte, el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, exigió a la primera ministra que adopte una posición más flexible respecto a las negociaciones sobre el Brexit para tratar de llegar a una posición de consenso en el Parlamento. Entre ellas, destacó la de retirar de la mesa la posibilidad de un Brexit sin acuerdo, una postura compartida por la mayoría del Parlamento.

Ante ello, Theresa May aseguró que las únicas opciones para evitar una salida abrupta del bloque comunitario son o, o bien revocar el artículo 50 del Tratado de la Unión, que establece un período de dos años de negociaciones sobre la retirada de un país miembros desde el momento de la notificación hasta la retirada, una posibilidad que rechazó, o que se apruebe un acuerdo entre las dos partes.

Los planes de May serán puestos a prueba el próximo 29 de enero, cuando la Cámara de los Comunes deberá votar una moción presentada por el Gobierno.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.