Saltar al contenido principal
La Entrevista

Víctor De Currea-Lugo: “es grave la instalación de una guerra contra el terror”

De acuerdo con el experto en el conflicto armado colombiano, las declaraciones de algunos representantes del Gobierno de ese país, tras la explosión de un carro bomba en una escuela de la policía de Bogotá, demuestran que el país no ha superado la complejidad de más de cinco décadas de guerra. Por otro lado, asegura que los actos del ELN van en contra de las demandas de la sociedad, que desea establecer la paz en el país.

ANUNCIOS

El 17 de enero de 2019 se registró en Colombia la explosión de un carro bomba en el interior de la Escuela de Policía General Francisco de Paula Santander, en la ciudad de Bogotá. Un atentado de tal magnitud no se producía en el país desde décadas atrás.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) a través de un comunicado reivindicó la autoría del hecho, que dejó al menos 21 muertos, entre ellos el atacante. La acción provocó que el Gobierno colombiano suspendiera las negociaciones que mantenía con el grupo guerrillero e iniciciara la búsqueda de sus cabecillas.

“Lo grave es la instalación de una guerra contra el terror. (…) Esto ha llevado a los países a una mayor confrontación bélica sin entender la complejidad de los conflictos para lograr una salida negociada”, dijo Víctor De Currea-Lugo, experto en el conflicto armado y profesor universitario.

Por otro lado, el especialista cuestionó el accionar del ELN y lo califica como una negativa para entender “el clamor de una sociedad que desea la paz”.

“Es la incapacidad del ELN de no aprender de los mensajes que la sociedad le ha enviado después de la bomba en la policía de La Macarena en Bogotá, la explosión contra la policía en Barranquilla y ahora con este acto”, dijo el especialista en referencia a ataques anteriores durante una conversación con el periodista de France 24, Santiago Aristía.

Víctor De Currea-Lugo: “Los acuerdos están para cumplirlos”

Una de las acciones llevadas a cabo por el Ejecutivo colombiano luego del incidente fue la petición al Gobierno de Cuba de enviar a Colombia a los principales cabecillas del ELN que se encontraran en la ciudad de La Habana a la espera de la reanudación de las negociaciones.

“Cuba es la sede de la mesa de negociación no por haberse impuesto sino por una solicitud del Gobierno colombiano. El Estado Colombiano le pidió algo al Estado cubano y debe cumplirlo. La posición de Cuba no significa una complicidad sino un respeto a lo acordado”, señaló De Currea-Lugo.

En el comunicado emitido por el ELN en el que asume la autoría del acto, proponen un debate político y abrir nuevamente el diálogo.“Hoy resulta difícil que se abra un diálogo nacional. El problema debe ser que el ELN indique hasta dónde va a llegar y el Gobierno colombiano debe indicar hasta dónde va a llegar. (…) La salida negociada se impone ante un conflicto armado”, señala el experto.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.