Saltar al contenido principal
Miniserie

Religión y jóvenes: Argentina en el debate por el aborto (2/4)

Un activista a favor de la legalización del aborto durante la primera marcha a favor de esa causa después de que una ley para legalizar esa práctica fuera rechazada en el Senado. Buenos Aires, Argentina, el 28 de septiembre de 2018.
Un activista a favor de la legalización del aborto durante la primera marcha a favor de esa causa después de que una ley para legalizar esa práctica fuera rechazada en el Senado. Buenos Aires, Argentina, el 28 de septiembre de 2018. Eitan Abramovich / AFP

En Argentina, el país del papa, en 2018 se produjo una gran discusión sobre una ley para legalizar del aborto, que fue rechazada por el Senado. Aunque la mayoría de los católicos se muestran en contra, algunos apoyan la iniciativa.

ANUNCIOS

El año 2018 fue uno de grandes manifestaciones en Argentina a favor y en contra de la legalización del aborto, una ley que se aprobó en la Cámara de Diputados, pero que finalmente fue rechazada en el Senado.

La propuesta de ley dejaba de lado las excepciones por las que hoy se autoriza una interrupción del embarazo (riesgo para la salud de la madre o embarazo resultado de una violación) para que el aborto en estos casos no fuera penalizado y en cambio se convirtiera en un servicio provisto por los prestadores de salud públicos y privados.

En general, una gran parte de quienes se oponían a la ley pertenecían a grupos evangélicos y católicos (esta es la religión mayoritaria en el país). Sin embargo, algunos practicantes católicos no ven contradicciones entre la fe y el derecho a decidir sobre el propio cuerpo.

Es el caso de la organización Católicas por el Derecho a Decidir. María Victoria Tesoriero forma parte de ese grupo. Fue bautizada, creció en una familia devota de la Virgen y se considera católica. Pero también es feminista y con los años consideró que no compartía algunos de los postulados de la Iglesia. "Estamos en contra de lo que dice la jerarquía con respecto a toda la agenda de las mujeres y especialmente la agenda del aborto", le dijo a France 24 en Español.

Por su parte, Ana Belén Marmora, creció en una familia no especialmente devota, pero ella se fue acercando cada vez más a la fe, incluso participó de una Jornada Mundial de la Juventud en Brasil. Ella está en contra del cambio en la ley. "No es en contra del aborto porque es la mujer versus el niño por nacer, como lo llaman, sino que es en verdad una postura de acompañar las dos vidas", le dijo a France 24 en Español.

Unos llaman a cuestionar la Iglesia, otros a respetar “las dos vidas”

Las dos mujeres tienen mensajes distintos para los jóvenes que participan en la Jornada Mundial de la Juventud que se celebra en Panamá entre el 22 y el 27 de enero en medio de la visita del papa al país.

Marmora les dice "que tomen posturas respecto al tema y que realmente lo que vivan durante el evento los lleve a querer todos los días hacer de sus vidas un servicio, justamente, a las dos vidas". Tesoriero hace un llamado distinto: "Yo creo que la juventud tiene que cuestionar fuertemente la posición de la Iglesia, de la jerarquía de la Iglesia católica respecto a este tema, porque el aborto clandestino provoca muertes de mujeres y creo que la Iglesia no tiene respuesta sobre eso".

Mientras tanto, en los próximos meses, es probable que el proyecto de legalización del aborto vuelva a presentarse en el Congreso argentino. Y que estas mujeres, ambas católicas, se encuentren otra vez en lados opuestos del debate.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.