Protestas en Zimbabue

Presidente de Zimbabue: habrá castigos si se confirman denuncias de torturas

Protestas por el aumento en el precio de los carburantes en Harare, la capital de Zimbabue. 14 de enero 2019.
Protestas por el aumento en el precio de los carburantes en Harare, la capital de Zimbabue. 14 de enero 2019. Philimon Bulawayo / Reuters

El presidente del país se comprometió a investigar las denuncias de la Comisión de Derechos de Zimbabue, que aseguró que algunos oficiales torturaron a civiles sistemáticamente y, de confirmarse, a castigar a los responsables.

Anuncios

Emmerson Mnangagwa volvió a Zimbabue antes de que empezara el Foro Económico Mundial en Davos. La decisión se presenta debido a los episodios de violencia contra civiles registrados la semana pasada.

Entre el 14 y el 16 de enero, cientos de personas protestaron por un alza del 150% en el precio de los combustibles y de acuerdo con la Comisión de Derechos Humanos del país, durante las manifestaciones algunos integrantes de las fuerzas de seguridad emplearon un nivel de fuerza desproporcionado. Según la institución, hay reportes médicos que apoyan las denuncias.

El jefe de Estado, que se encontraba en una gira internacional, regresó al país y se comprometió a investigar los señalamientos y, de encontrarse pruebas, a castigar a los responsables de los hechos.

"La violencia o mala conducta de nuestras fuerzas de seguridad es inaceptable y una traición al nuevo Zimbabue. El caos y la insubordinación no serán tolerados. La mala conducta será investigada. Si es necesario, rodarán cabezas", aseguró Mnangagwa en su cuenta de Twitter.

La Policía asegura que tres personas murieron durante las violentas manifestaciones de la semana pasada, pero varios grupos de defensa de los derechos humanos señalan que hay evidencia de que al menos doce personas perdieron la vida.

Allanamientos y represión de opositores tras las protestas

La Comisión resaltó, además, que unos 700 ciudadanos y diputados opositores fueron detenidos desde que se produjeron las movilizaciones. El movimiento Cambio Democrátido denunció que cinco de sus diputados hacen parte de los detenidos.

El organismo también indicó que numerosos manifestantes y legisladores de la oposición decidieron esconderse por miedo a persecusión de las fuerzas de seguridad.

Asimismo, destacó que los oficiales realizaron redadas en las viviendas de numerosos sospechosos durante la noche y golpearon a los ocupantes. Tanto la Policía como el Ejército han negado las denuncias.

Según la Comisión, en la tarde del lunes la Policía habría arrestado a 28 personas que se encontraban en un centro médico donde los trataban por las heridas registradas tras ser golpeados por oficiales.

Mnangagwa llama a la oposición a un diálogo nacional

Debido a la tensa situación que vive el país, el jefe de Estado hizo un llamado a los líderes "de todos los partidos políticos", así como de organizaciones religiosas y civiles, para que participen en un diálogo nacional con el fin de discutir el descontento de la ciudadanía.

Y es que las movilizaciones, que hacían parte de una huelga de tres días y que se registraron mayormente en Harare y Bulawayo, desembocaron en un saqueo generalizado.

"La situación que ha seguido es lamentable y trágica. Todo el mundo tiene derecho a protestar, pero esta no fue una manifestación pacífica y esta no es la forma de actuar en Zimbabue", afirmó el mandatario.

Con Reuters y EFE.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24