Saltar al contenido principal

Cierre del Gobierno lleva a trabajadores federales a recibir donaciones de alimentos

Un empleado de la Administración de Seguridad del Transporte mientras recibía una donación en un centro de distribución de alimentos para los trabajadores federales afectados por el cierre del Gobierno, en el distrito de Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos, el 22 de enero de 2019.
Un empleado de la Administración de Seguridad del Transporte mientras recibía una donación en un centro de distribución de alimentos para los trabajadores federales afectados por el cierre del Gobierno, en el distrito de Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos, el 22 de enero de 2019. Brendan McDermid / Reuters

Tras no poder recibir sus salarios a tiempo, como consecuencia del cierre parcial del Gobierno, cientos de trabajadores federales encuentran en los bancos de alimentos ayuda para menguar el impacto de la situación.

ANUNCIOS

Ante el impacto financiero provocado por el cierre parcial del Gobierno, cientos de trabajadores federales estadounidenses recibieron donaciones en el Banco de Alimentos de Nueva York.

Las consecuencias de la falta de un acuerdo entre el Congreso y el presidente Donald Trump, que permita la reapertura total de la Administración, se sienten en los hogares de más de 800.000 empleados desde hace ya más de un mes.

Margarette Purvis, la directora del Banco de Alimentos de Nueva York, le explicó a la agencia internacional de noticias Reuters que, aunque se sienten orgullosos de poder ayudar a los trabajadores afectados, es necesaria la reapertura del Gobierno, pues no deben "jugar" con la estabilidad de los estadounidenses.

Sobre la disputa que mantiene con los demócratas, Trump insistió, a través de su cuenta de Twitter, en que la construcción de un muro en la zona fronteriza con México, para el cual pide la aprobación de más de 5.000 millones de dólares, garantizaría la seguridad nacional.

En medio de la polémica que mantiene a buen número de parques nacionales y entidades de Gobierno cerrados desde el 22 de diciembre de 2018, algunos trabajadores reconocen que la preocupación va más allá de los alimentos.

Maggie Valentin, una de las empleadas beneficiarias de los mercados entregados a cerca de 500 familias, aseguró que teme por las repercusiones entre quienes hacen parte de los programas de viviendas públicas, dado que muchos pueden quedar sin hogar por no poder cumplir con los pagos.

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.