Saltar al contenido principal

Tras nuevo ataque del ELN, Consejo de Seguridad de la ONU pide continuar diálogos de paz

Uriel (I), comandante del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez del ELN, habla durante una entrevista con la AFP en un campo del departamento Chocó, en Colombia, el 19 de noviembre de 2017
Uriel (I), comandante del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez del ELN, habla durante una entrevista con la AFP en un campo del departamento Chocó, en Colombia, el 19 de noviembre de 2017 Archivo / AFP

El ELN volvió a atacar a la Policía en dos puntos del país. Horas más tarde, en Nueva York, varios miembros dela ONU recomendaron al gobierno colombiano continuar con el proceso a pesar del atentado del pasado 17 de enero.

Anuncios

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) volvió a atacar a la Policía, sin consecuencias para los uniformados. La guerrilla perpetró dos ataques contra estaciones policiales de Anorí, en el departamento de Antioquia (noroeste), y de Saravena, en el departamento de Arauca (este), donde uno de los atacantes falleció, otro resultó herido y dos transeúntes venezolanos sufrieron lesiones.

El primero de los ataques ocurrió en Saravena, donde guerrilleros lanzaron una granada contra la estación de Policía, ante lo cual los uniformados respondieron y hubo un cruce de disparos que dejó uno de los atacantes muertos y otro herido.

Por ese ataque resultaron también afectadas las instalaciones del juzgado de Saravena, así como unas camionetas que estaban estacionadas en el área.

La incursión de Anorí registró la detonación de un artefacto explosivo que no dejó heridos y afectó a una camioneta de la institución.

Presidente Duque insiste en capturar a los negociadores del ELN

Los ataques ocurren casi una semana después del atentado en el que 20 cadetes de la policía perdieron la vida tras la explosión de un carro bomba en la Escuela de Cadetes General Santander, al sur de la capital. Al día siguiente, la Fiscalía señaló al ELN como responsable y el domingo 20 de enero la guerrilla reconoció la autoría del atentado en un comunicado en el que apuntaba que “la operación realizada contra dichas instalaciones y tropas, es lícita dentro del derecho de la guerra, no hubo ninguna víctima no combatiente”.

Por su parte, el presidente colombiano, Iván Duque, quien participa de la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos (Suiza), insistió al Gobierno cubano que entregue a los miembros de la delegación del ELN que se encuentran en la isla.

"Se trata de una organización terrorista que se adjudicó este acto y que tiene una cadena de mando, así como un comando central, con miembros de este comando que están en La Habana", dijo el mandatario a Efe al término de un evento en el Foro de Davos.

A partir del atentado, el gobierno del presidente Iván Duque decidió levantar la mesa de diálogo que había iniciado el expresidente Juan Manuel Santos en 2017 y pidió a la Interpol reactivar la circular roja en contra de los cabecillas del grupo armado creado en 1964.

El ministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, reiteró que su país condena el terrorismo "en todas sus formas, contra quien sea y hecho por quien sea". El canciller de ese país ya se había pronunciado sobre la petición de Duque el sábado cuando afirmó que se regirían por el Protocolo en Caso de Ruptura de la Negociación y se sumó a las declaraciones de Malmierca.

“Exhortamos a ambas partes a encarar el posible reinicio de las negociaciones”: presidente del Consejo de Seguridad de la ONU

El miércoles, horas después de los nuevos ataques del ELN, se reunió en Nueva York el Consejo de Seguridad de la ONU. La ronda de intervenciones de los representantes de distintos países se inclinó por continuar con el diálogo.

“Como se ha mencionado, la transición que atraviesa Colombia guarda muchas similaridades con las experiencias de Sudáfrica. Luego del final del Apartheid, la naciente democracia sudafricana tuvo que lidiar con muchos retos similares”, apuntó Jerry Matjila, representante permanente de Sudáfrica ante las Naciones Unidas durante el Consejo de Seguridad del 23 de enero.

El representante de Sudáfrica añadió un mensaje dirigiéndose al Canciller colombiano: “Honorable ministro Trujillo, la paz es costosa. La paz es compleja. Hacer la paz es difícil y sin embargo es un camino necesario. Se necesita paciencia”, añadió Matjila.

El representante permanente de Alemania mostró solidaridad con el gobierno colombiano y dijo que entiende que el presidente Duque diga “basta ya”, luego del atentado, pero insistió en la necesidad del proceso. “Creemos que no hay alternativa a un proceso político. En este contexto, me permito hacer una petición al ELN, para que ellos tomen el primer paso. El primer paso debe ser la liberación de todos los secuestrados y detenidos", apuntó el embajador Christoph Heusgen.

Asimismo, el presidente del Consejo de Seguridad, Miguel Vargas, señaló en su calidad de Ministro de Relaciones Exteriores de la República Dominicana que reconoce los “serios obstáculos” que obstaculizan el proceso de paz con el ELN. “No obstante, exhortamos a ambas partes a encarar el posible reinicio de las negociaciones de paz con la flexibilidad necesaria para lograr el objetivo deseado”, añadió Vargas.

"Los trágicos acontecimientos de la semana pasada en Bogotá nos recuerdan una vez más la urgencia de poner fin a la violencia y perseverar en los esfuerzos para garantizar un futuro más pacífico para todos los colombianos", señaló el enviado de la organización al país, Carlos Ruiz Massieu.

El ministro colombiano de Exteriores, Carlos Holmes Trujillo, agradeció el "rechazo unánime" del Consejo de Seguridad a los actos terroristas y su "solidaridad con el pueblo colombiano".

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.