Saltar al contenido principal

España: encontrado sin vida el cuerpo del niño que cayó a un pozo en Málaga

Los padres de Julen se abrazan durante una vigilia el 24 de enero de 2019 mientras un equipo de rescate de mineros desciende a un pozo perforado en el área donde este niño español de 2 años cayó en un pozo profundo hace 11 días, cuando la familia estaba dando un paseo por una urbanización privada, en Totalán, Malagá, en el sur de España.
Los padres de Julen se abrazan durante una vigilia el 24 de enero de 2019 mientras un equipo de rescate de mineros desciende a un pozo perforado en el área donde este niño español de 2 años cayó en un pozo profundo hace 11 días, cuando la familia estaba dando un paseo por una urbanización privada, en Totalán, Malagá, en el sur de España. Jon Nazca / Reuters

Los equipos de rescate localizaron muerto a Julen Roselló, el niño de 2 años que cayó a un pozo profundo el 13 de enero en Totalán (Málaga), en el sur de España.

ANUNCIOS

El cuerpo del pequeño Julen Roselló, hallado sin vida sobre la 1:25 a.m. (hora local) del sábado 26 de enero, estaba atrapado en un túnel de 25 centímetros de diámetro y 107 metros de profundidad, perforado para realizar sondeos de agua.

Tras la localización del cuerpo, se activó la comisión judicial para investigar lo sucedido. El furgón funerario, que trasladará los restos mortales del niño, abandonó el lugar pasadas las cuatro de la madrugada. Casi simultáneamente, los equipos que participaron en el rescate también abandonaron la zona de los trabajos, entre ellos los ocho mineros que durante más de 30 horas buscaron al niño.

La operación para rescatarlo es una de las más complejas que se ha realizado en España, pues decenas de máquinas, perforadoras y excavadoras removieron cerca de 83.000 metros cúbicos de tierra para excavar un pozo paralelo que les permitiera llegar al pequeño que pasó más de 12 días en un frío agujero, mientras unas 300 personas trabajaban afuera para perforar la roca y la tierra que lo mantenían atrapado.

Tras más de 30 horas de búsqueda, los rescatistas encontraron en la madrugada del 26 de enero de 2019 el cuerpo sin vida del niño Julen Roselló de 2 años, que había caído en un pozo profundo y estrecho en Totalán, Málaga, en el sur de España. Marcelo del Pozo / Reuters

"Un minero nunca se queda en la mina y para ellos, Julen es un minero", había dicho con emotividad el delegado del Colegio de Ingenieros de Minas de Málaga, Juan López Escobar.

La dureza de las rocas obligó hasta en cuatro ocasiones a agentes de la Guardia Civil que son especialistas en espeleología y 'microvoladuras', a introducir cargas explosivas en los orificios de la roca para hacer pequeñas detonaciones y abrir camino a los mineros.

Fuera del área de trabajo, en Totalán, los padres, familiares y centenares de vecinos aguardaron durante todo ese tiempo las noticias sobre el rescate, del que toda España estaba pendiente por los medios de comunicación.

Las reacciones del rey Felipe VI y del primer ministro del Gobierno español

Tras el fatal hallazgo del pequeño, comenzaron a conocerse las primeras reacciones, entre ellas la de la Casa del Rey, que expresó su "dolor más profundo" y su "pésame más sentido" a toda la familia de Julen en su cuenta oficial de Twitter.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también expresó en Twitter su "apoyo y cariño" a los padres y seres queridos de Julen.

Por su parte, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, anunció que el Ayuntamiento de la localidad va a declarar luto oficial por la muerte del pequeño Julen Roselló.

Con EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.