Saltar al contenido principal

Bolivia: La Paz nada entre basuras mientras surgen soluciones a crisis ambiental

Un deslizamiento de tierra en el relleno sanitario de Alpacoma, principal destino de la basura que produce La Paz, ha causado que los desechos atiborren las calles, mientras se buscan soluciones.
Un deslizamiento de tierra en el relleno sanitario de Alpacoma, principal destino de la basura que produce La Paz, ha causado que los desechos atiborren las calles, mientras se buscan soluciones. Martin Alipaz /EFE

Un deslizamiento de tierra provocó el cierre parcial del relleno sanitario de Alpacoma y en poco menos de dos semanas, las basuras inundaron las calles de la capital boliviana. Las autoridades avizoran una emergencia ambiental.

ANUNCIOS

Atiborradas de basura, están muchas de las principales calles de La Paz, capital de Bolivia, debido al deslizamiento de tierra que hace poco más de una semana obligó al cierre parcial de su principal relleno sanitario.

Las fisuras comenzaron a abrirse en el botadero de Alpacoma el pasado 15 de enero, exponiendo residuos y un líquido oscuro, que los líderes de la comunidad que viven en la zona no dudaron en calificar de “peligroso”.

De inmediato, los residentes del cercano municipio de Alpacoma bloquearon la entrada al basurero para evitar que se deposite más basura en el sitio.

Mientras el Gobierno piensa en una solución para hacerle frente a la crisis, en las calles comienzan a acumularse los residuos.

Guardar la basura, entre las soluciones de corto plazo

A poco menos de dos semanas de la emergencia, los cerca de un millón de habitantes de la ciudad no saben qué hacer con los cientos de toneladas de desperdicios que producen diariamente.

El plan de corto plazo en La Paz es recolectar y depositar la basura en camiones, pero no es sostenible.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, advirtió que “básicamente estamos en el punto, en cuestión de horas, de tener una emergencia de salud si no abren el basurero".

También se han planteado otras soluciones:

Por eso, las autoridades han pedido a los ciudadanos que mantengan los residuos en sus hogares hasta que se alcance alguna solución.

Por su parte, el presidente del Consejo Mundial de Achocalla, Lorenzo Jerez Ortiz, aseguró que "no permitiremos un camión de basura más. Si nos sentamos en la mesa (para negociar), tiene que ser con la promesa firme de que este basurero estará cerrado".

La falta de consenso amenaza con generar una crisis ambiental

Las autoridades, los vecinos y la administración del basural no han llegado a un consenso sobre la mejor solución para la crisis sanitaria.

Y la basura que no da espera, ya está acumulada en las esquinas, desbordando los contenedores e incluso coexistiendo con los alimentos en mercados populares de la ciudad, para festín de perros callejeros y palomas.

Algunos operarios caminan solitarios con su equipo de fumigación para espantar algunas plagas cerca de los mercados, mientras que otros se esfuerzan por embolsar los residuos en sitios donde la basura desprende fétidos olores.

En el mercado Rodríguez, uno de los más populares del centro de La Paz, la basura causa fricciones y riñas entre comerciantes que piden no se echen más desperdicios en vía pública, como aconseja la Alcaldía, y otros que tienen la necesidad de hacerlo.

El problema se produjo el martes de la semana anterior cuando un deslizamiento en el relleno sanitario de Alpacoma, situado en las afueras de la ciudad, dejó a la intemperie miles de toneladas de basura a lo largo de cientos de metros.

A pocas horas del suceso, los vecinos del barrio de Alpacoma se organizaron para obstruir el ingreso de los camiones de basura al sitio donde se tratan los residuos y exigir a las autoridades municipales su cierre y traslado a otro lugar.

Esa determinación hizo que la recolección de basura quedara suspendida mientras que la Alcaldía, la Gobernación y el Ministerio de Medio Ambiente, cada uno por su lado, valoran su responsabilidad en lo sucedido.

El jueves pasado el ministerio instruyó al Gobierno Municipal de La Paz planificar el cierre del basurero en un plazo de sesenta días, tras valorar que el sitio en el que se hace la labor de acumulación de basura es inestable.

Con EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.