Saltar al contenido principal

Naomi Osaka ganó el Abierto de Australia y será la nueva líder del ranking mundial

Naomi Osaka besa su trofeo en Melbourne Park, Melbourne, Australia, el 26 de enero de 2019.
Naomi Osaka besa su trofeo en Melbourne Park, Melbourne, Australia, el 26 de enero de 2019. Kim Kyung-Hoon / Reuters

La japonesa-estadounidense Naomi Osaka repitió el éxito del US Open, ganó una emocionante final en el Abierto de Australia y desde la próxima semana será número 1 del mundo a sus 21 años.

Anuncios

La japonesa Naomi Osaka ratificó que es una estrella en ascenso. La ganadora del último US Open derrotó a la checa Petra Kvitova por 7-6 (2), 5-7 y 6-4 en dos horas y 27 minutos para ganar por primera vez el Abierto de Australia.

Melbourne Park volvió a contar con una final en la que estaba en juego la primera plaza mundial para ambas jugadoras, después de que la rumana Simona Halep y la danesa Caroline Wozniacki se disputaran el número uno en la edición de 2018.

Fue una final dramática. Cerca de obtener la victoria, Osaka desaprovechó tres puntos de campeonato y su ventaja considerable se desvaneció.

Una combativa Kvitova, que había llegado con la confianza de no dejar un set en el camino en esta edición, desesperó por momentos a Osaka igualando el marcador. Pero la japonesa volvió a la carga y, con gran concentración, evitó los intentos de remontada.

Al lograr el campeonato en el Abierto de Australia, Osaka se convertirá el lunes en la primera asiática número uno del mundo, cuando se anuncie la nueva clasificación, reemplazando a la rumana Simona Halep en la cima.

Osaka, de 21 años, se convierte además en la jugadora más joven de la Era Abierta en ganar dos títulos de Grand Slam. Además, la japonesa lo logró de manera consecutiva, tras alzarse con el US Open el año pasado.

En su haber, la nipona ya cuenta con tres títulos y todos de prestigio: Indian Wells, un torneo de categoría Mandatory; el US Open, alcanzado en septiembre luego de vencer en una final polémica a Serena Williams; y este Abierto de Australia.

Osaka aseguró que cada vez que tiene un sueño es capaz de conseguirlo

A la conclusión del partido, Naomi Osaka admitió que siempre había esperado jugar ante una tenista como la checa Kvitova, a quien no había enfrentado antes. Y aseguró, entre risas, que olvidó por los nervios las notas preparadas para realizar su discurso.

La japonesa Naomi Osaka sostuvo tras alzarse campeona que cada vez que tiene un sueño es capaz de conseguirlo, sin saber muy bien cómo, y que el último que tuvo fue salir campeona en Melbourne Park. En un tono muy despreocupado dijo "estar cansada" al ser consultada sobre sus sentimientos tras brillar en Australia.

La tenista también contó cómo sobrellevó el duro golpe recibido luego de que su contrincante se apuntara el segundo parcial después de remontar tres bolas de partido.

"No fue ningún drama. Las pelotas de partido fueron con su saque y ella en teoría tiene que mantener su servicio. Ella es una de las mejores jugadoras del mundo y es por ello que no fue ningún drama", valoró la tenista nacida en Osaka (Japón).

"Por ahora estoy más feliz por haber conseguido el título, quizás en el próximo torneo sienta algo más cuando vea mi nombre al lado del número uno", comentó al respecto.

Por último, Osaka dijo que no se le da especialmente bien hablar en público aunque le gustaría tener esa habilidad.

Por su parte, Kvitova, quien ocupará la segunda posición mundial tras la próxima actualización del ránking, repitió entre lágrimas que no podía creerse aún que había disputado de nuevo una final de Grand Slam, y felicitó a su contrincante tanto por el título como por su nueva condición de número uno.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.