Saltar al contenido principal

Los 47 migrantes rescatados por el barco Sea Watch no tienen a dónde llegar

Migrantes esperando en el barco Sea Watch en la costa de Siracusa, Italia. 27 de enero de 2019.
Migrantes esperando en el barco Sea Watch en la costa de Siracusa, Italia. 27 de enero de 2019. Guglielmo Mangiapane / Reuters

El grupo de migrantes rescatados por la ONG alemana Sea Watch lleva una semana esperando a que algún país de la Unión Europea los reciba. Italia envió una invitación, sin embargo, la negativa a entrar en el puerto fue notificada sin justificación.

Anuncios

El pasado 19 de enero los miembros de la embarcación de la ONG Sea Watch rescataron a 47 migrantes tras el naufragio del barco en el que viajaban. El hecho ocurrió a 80 kilómetros de las costas de Libia.

Desde entonces, el grupo de migrantes no ha podido desembarcar en ningún país europeo. Sea Watch pidió ayuda a Italia y el acalde de la ciudad de Siracusa, en Sicilia, les envió una invitación. El barco solicitó permiso para ingresar al puerto, sin embargo, justo antes de atracar se le prohibió la entrada sin justificación.

Los 47 migrantes y los miembros de la tripulación han recibido agua y alimentos por parte del Gobierno italiano pero por ahora no les ha quedado más que esperar a que algún país les abra las puertas.

"Han sobrevivido a cosas en las que ni siquiera quiero pensar. Quiero decirles que su solidaridad y el hecho de estar con estas personas hacen una gran diferencia para ellos", dijo a Reuters el jefe de la misión de la embarcación, Kim Heaton-Heather.

Salvini, detrás de la prohibición de desembarco de los 47 migrantes en Sicilia

La embarcación de la ONG Sea Watch lleva diez días estancado en aguas de las costas del sur de Italia esperando autorización para atracar en algún puerto.

Pero esto no será posible por ahora ya que las autoridades italianas bloquearon el perímetro que rodea el barco con los inmigrantes a bordo en aguas territoriales italianas. De esta manera, buscan impedir que algún barco se acerque a la embarcación.

La decisión fue adoptada por las autoridades portuarias de Siracusa, pero es el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, quien no autorizó el desembarco.

Sea Watch es alemán, pero navega bajo bandera de los Países Bajos. Ante la solicitud del Gobierno de Italia a este país de acoger a los 47 migrantes, el Gobierno neerlandés rechazó oficialmente la petición.

Citado por la agencia EFE, el secretario de Estado para Inmigración, Mark Harberes, aseguró que los Países Bajos envió su respuesta al Gobierno italiano "a través de los canales diplomáticos apropiados" y consideró que, a pesar de que la bandera de su país ondee en el barco, La Haya "no está obligada a hacerse cargo" de la embarcación.

La negativa de Italia de recibir a los migrantes no es algo nuevo. El primer ministro tiene a la justicia italiana de cerca luego de que un tribunal de su país pidiera al Senado procesarlo por "secuestro agravado de personas y abuso de poder". Esto se debe a que Salvini se negó, en agosto de 2018, a autorizar el desembarco de 177 migrantes rescatados en el Mediterráneo.

Cruce del Mediterráneo: la peligrosa ruta marítima a la que se enfrentan miles de migrantes

Según cifras publicadas por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en 2018, cerca de 142.000 migrantes y refugiados llegaron a Europa por vía marítima, enfrentándose a tormentas, ciclones y grandes olas en el mar Mediterráneo.

De este amplio grupo de personas, más de 2.200 desaparecieron o murieron ahogados.

La OIM informó que, en lo corrido de este año "4.883 migrantes y refugiados han ingresado a Europa por vía marítima durante los primeros 20 días de 2019".

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.