Saltar al contenido principal

Theresa May dice que volverá a Bruselas para pedir la revisión del acuerdo sobre el Brexit

La primera ministra británica, Theresa May, habla durante el debate sobre su 'plan B' en el Parlamento, en Londres, Reino Unido, el 29 de enero de 2019.
La primera ministra británica, Theresa May, habla durante el debate sobre su 'plan B' en el Parlamento, en Londres, Reino Unido, el 29 de enero de 2019. Vía Reuters

La primera ministra británica, Theresa May, anunció que volverá a Bruselas para pedir una revisión del acuerdo negociado del Brexit para que pueda ser aprobado por la Cámara de los Comunes. Sin embargo, la Unión Europea no va a renegociar.

ANUNCIOS

En un día clave para la negociación del Brexit, la primera ministra británica, Theresa May, aseguró este martes 29 de enero al abrir el debate en la Cámara de los Comunes en Downing Street que quiere reabrir el borrador del acuerdo alcanzado con la Unión Europea (UE) el pasado 25 de noviembre para la salida del Reino Unido.

En el debate sobre las enmiendas que serán votadas a partir de las 7:00 p.m. (hora local), May aseguró que hay que enviar "el mensaje más claro posible" a la UE sobre lo que quiere el Parlamento británico, después de que los diputados rechazaran el 15 de enero el pacto con Bruselas, especialmente por su oposición a la cláusula irlandesa.

Cuando faltan exactamente dos meses para que el Reino Unido salga de la UE, el 29 de marzo, no hay acuerdo en Londres sobre cómo hacerlo e incluso abandonar el bloque comercial más grande del mundo.

May reconoció la dura derrota que sufrió el tratado inicial, cuando los diputados tumbaron el acuerdo por una mayoría de 230 votos, por lo que ahora Bruselas debería considerar los siguientes pasos.

Manifestantes a favor del Brexit protestan en el exterior del Parlamento británico, el 29 de enero de 2019 en Londres, Reino Unido. Neil Hall / EFE

"El voto (del día 15) fue decisivo y yo lo he escuchado, así que el mundo sabe lo que esta Cámara no quiere. Hoy necesitamos enviar un mensaje enfático (a la UE) sobre lo que queremos", afirmó May en la antesala de la votación de las enmiendas.

La premier británica manifestó su respaldo a una moción presentada por el conservador Graham Brady, que pide eliminar la polémica salvaguarda irlandesa y sustituirla por un "arreglo alternativo" para evitar una frontera entre las dos Irlandas, que ha sido la piedra en el zapato de May para lograr lo que quiere.

May recalcó la importancia de "honrar" a los ciudadanos al completar el "proceso democrático" que empezó cuando el Parlamento aprobó en septiembre de 2015 la ley del referendo europeo, celebrado en junio de 2016 y en el que la mayoría de los británicos votó por el sí al Brexit.

Aunque May declaró que había hablado con Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea (CE), antes de abrir el debate, una fuente diplomática señaló que Bruselas ya ha dejado claro que el documento negociado con el Reino Unido es el único disponible y que no habrá una renegociación.

¿Cuáles son las enmiendas que va a votar el Parlamento?

Aunque las enmiendas que van a votar los legisladores de la Cámara de los Comunes en general no son vinculantes, servirán para mostrar en qué dirección va la mayoría parlamenteria y definir los próximos pasos en el proceso del Brexit.

Además de la enmienda de Brady, que se votará al final, el presidente de la Cámara, John Bercow, ha seleccionado otras seis, algunas de las cuales quedarán descartadas dependiendo de si otras son aprobadas.

La primera enmienda a considerar será la del Partido Laborista, liderado por Jeremy Corbyn, el principal opositor de May, que propone votar sobre todas las posibles opciones a fin de evitar una salida de la UE sin pacto el próximo 29 de marzo, entre ellas su plan de una unión aduanera con los Veintisiete y un posible segundo referendo.

De hecho, Corbyn dijo en la antesala de la votación que su partido respaldaría una demora de tres meses en las negociciones del Brexit si el Gobierno no logra que el Parlamento apruebe un acuerdo de salida antes del 26 de febrero.

Una enmienda del Partido Nacionalista Escocés (SNP) plantea retrasar el Brexit mediante la prórroga del artículo 50 del Tratado de Lisboa y descartar una salida sin acuerdo.

Una manifestante en contra del Brexit protesta en el exterior del Parlamento, el 29 de enero de 2019 en Londres, Reino Unido. Will Oliver / EFE

También para evitar un Brexit duro, una enmienda del conservador proeuropeo Dominic Grieve solicita reservar seis sesiones parlamentarias en las próximas semanas para que los diputados propongan y voten sobre varias alternativas.

Una enmienda impulsada por la laborista Yvette Cooper y el conservador Nick Boles, que finalmente ha respaldado oficialmente el Laborismo, propone un proyecto de ley que retrasaría el Brexit si May no consigue que se apruebe un acuerdo para el 26 de febrero.

Otra enmienda de la laborista Rachel Reeves pide también prorrogar el artículo 50 si los Comunes no logran consensuar un acuerdo.

La conservadora Caroline Spelman impulsa por su parte una enmienda que simplemente rechaza dejar el bloque europeo sin un tratado bilateral, algo a lo que no se quiere comprometer la primera ministra.

May señaló durante su intervención que "si quieren salir con un acuerdo, tienen que votar por él. Si quieren el Brexit, tienen que votar por el Brexit".

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.