Saltar al contenido principal

Recuperan el cuadro que fue robado en Moscú ante la mirada de todo un museo

Esta captura de pantalla tomada de un video muestra a un hombre caminando con una pintura del destacado artista Arjip Kuindzhi en la galería de arte Tretiakov en Moscú, Rusia, el 27 de enero de 2019.
Esta captura de pantalla tomada de un video muestra a un hombre caminando con una pintura del destacado artista Arjip Kuindzhi en la galería de arte Tretiakov en Moscú, Rusia, el 27 de enero de 2019. Reuters

Las autoridades rusas detuvieron al presunto culpable del robo y posterior abandono de la obra de Arjip Kuindzhi. Un paisaje de una cordillera de Crimea que se esfumó del museo Tretiakov y que por eso dejará de ser exhibido.

ANUNCIOS

Más que el final, que termina bien, lo interesante de esta historia es el principio. ¿Cómo un cuadro colgado, titulado y exhibido en un museo pudo ser robado ante la mirada de todo el público?. Esto es lo que ocurrió en la tarde del domingo 27 de enero en la Galería Tretiakov, que no es más que el segundo museo más importante de Moscú.

Había cámaras y había gente, pero eso no impidió que un hombre sustrajera tranquilamente un óleo del pintor ruso Arjip Kuindzhi (1842-1910), famoso en el país. ¿Pero quién iba a alarmarse si precisamente ninguna alarma sonó? El presunto ladrón miró el cuadro y se lo llevó, por lo que el entorno, incluidos los trabajadores, creyó que era un empleado más, intentando hacer alguna reparación.

Y así, en sus manos, por la puerta grande, salió ‘Ai-Petri’. Un paisaje pintado entre 1898 y 1908 que dibuja una de las mesetas de las montañas de Crimea y que, con perdón de Kuindzhi, no es el cuadro más relevante de su carrera, ni el más importante del museo, ni el más caro.

El óleo está valorado en unos 12 millones de rublos, unos 180.000 dólares, aunque su valor en subasta puede llegar a alcanzar los 3 millones de dólares. Una cifra muy por debajo de sus obras vecinas, autoría de los artistas rusos Andréi Rubliov y Valentín Serov, y del noruego Edvard Munch. De ahí que la razón del secuestro sea todavía una incógnita, que se mueve entre la simple denuncia por la falta de seguridad o la acción política, por tratarse de la península que se anexionó Rusia.

El rescatado ‘Ai-Petri’ dejará de exhibirse por ahora

Durante la jornada de este lunes 28 de enero, las autoridades arrestaron cerca de Moscú al hombre sospechoso, quien confesó la ubicación del óleo. Fue así como esta rocambolesca historia concluyó bien, con la policía rescatando a ‘Ai-Petri’ de la intemperie de un terreno en construcción.

Si bien el autor del robo, de 31 años y en libertad bajo fianza por consumo de drogas, declaró “no haber cometido ningún delito”, ya que no sabía dónde se encontraba en el momento de la desaparición de la obra. De confirmarse su responsabilidad, podría recibir una condena de hasta 15 años de cárcel.

Pese a que la pintura de Arjip Kuindzhi no tiene ni un rasguño, la directora de la Galería, Zelfira Tregulova, ha decidido conservarla por ahora fuera del alcance del público. Justo cuando se cumplen 176 años del nacimiento de Kuindzhi en Mariúpol, que hoy pertenece a Ucrania.

Esto ocurre justo también un año después de otro incidente en el mismo museo, cuando un visitante rompió con un palo el vidrio que cubría a ‘Iván el Terrible y su hijo’, de Ilya Repin. Tal vez esta historia queda en un “continuará”.

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.