Saltar al contenido principal

Italia anuncia desembarco de 47 migrantes, que serán reubicados en seis países europeos

Los migrantes reaccionan mientras descansan a bordo del Sea Watch 3 frente a las costas de Siracusa, Italia , 27 de enero de 2019.
Los migrantes reaccionan mientras descansan a bordo del Sea Watch 3 frente a las costas de Siracusa, Italia , 27 de enero de 2019. Guglielmo Mangiapane / Reuters

Los migrantes africanos que llevaban 11 días a bordo del barco Sea Watch podrán desembarcar en puerto italiano. Así lo confirmó el presidente del Gobierno Giuseppe Conte tras llegar a un acuerdo con los seis países europeos que los acogerán.

ANUNCIOS

Tras permanecer a bordo 11 días en la embarcación humanitaria Sea Watch, los 47 migrantes africanos, entre ellos 13 menores de edad, están próximos a tocar tierra firme. Esto tras el anuncio oficiado por el presidente del Gobierno italiano Giuseppe Conte, quien informó que Italia llegó a un acuerdo de desembarco en su territorio después de que seis países (Alemania, Portugal, Francia, Rumanía, Malta y a última hora Luxemburgo), respondieron a la petición de reubicación de estas personas.

"Les puedo decir que en pocas horas comenzarán a desembarcar. No sé si otro país se unirá, pero por ahora somos seis países, con Italia siete", dijo el presidente del Gobierno italiano Giuseppe Conte. El mandatario no dio detalles de cómo serán repartidos ni del destino de los menores de edad, que según la ley italiana no pueden ser enviados a otros países.

El Sea Watch 3, la embarcación humanitaria de origen alemán, rescató el 19 de enero a estas 47 personas que viajaban en un bote frente a las costas de Libia. Tras ser salvados permanecieron a bordo frente a las costas en Sicilia resguardándose del mal tiempo, esperando la autorización de Italia para poder llegar entrar al puerto.

La ONG alemana, cuyo barco tiene bandera holandesa, ha acudido a la Justicia europea para preguntar si la decisión del Gobierno italiano representa una violación de los derechos humanos. Mientras tanto, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos pidió a Italia ofrecer "cuidados médicos, alimentos, agua y productos de primera necesidad" a las personas, próximas a desembarcar.

El médico encargado del Sea Watch 3, Frank Doerner, informó que la mayoría de los migrantes se han visto afectados tanto física como emocionalmente: "algunas personas han dejado de comer, se han encerrado en sí mismas y otras se han vuelto emocionalmente inestables. Tuvimos que recurrir al uso de tranquilizantes para algunos", explicó el médico en un comunicado.

Doerner envió este mensaje en Twitter: "Europa debería avergonzarse de esta situación. Lo que necesitamos para estas personas no son largas negociaciones sino un tratamiento que respete plenamente los derechos humanos ".

Esta no es la primera vez que el Sea Watch se ve obligado a permanecer en aguas cercanas a territorio italiano, a principios de enero también tuvo que esperar algunas semanas hasta que finalmente fueron acogidos por Malta.

Una Italia indecisa ante la acogida de migrantes

Mientras el presidente del Gobierno italiano dio la orden de recibir los migrantes, el 25 de enero el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, el máximo oponente de leyes que beneficien a los migrantes, reiteró su drástica política de no dar puerto ni ayuda a ninguna persona que no cuente con permiso para entrar al país.

Esto luego de que un Tribunal de Catania sugiriera procesar a Salvini por "secuestro agravado de personas" tras haber impedido el desembarco de más de cien inmigrantes rescatados en el Mediterraneo, en puertos italianos en agosto de 2018.

La noticia fue difundida por el propio Salvini, quien en su cuenta oficial de Twitter anunció estar "en riesgo de tres a 15 años en prisión por haber bloqueado los desembarques de inmigrantes ilegales en Italia".  Sin embargo, dijo no tener miedo a la ley, agregando que no va a cambiar su política. "¿Miedo? Cero. ¡Seguiré trabajando para defender las fronteras de mi país y la seguridad de los italianos!", dijo el político.

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.