Saltar al contenido principal

Conozca a los candidatos que se disputan la Presidencia de El Salvador

Los candidatos presidenciales de El Salvador en orden: Juan Carlos Callejas de Arena, Josué Alvarado Flores del partido Vamos, Nayib Bukele de GANA y Hugo Martínez Bonillla del FMLN.
Los candidatos presidenciales de El Salvador en orden: Juan Carlos Callejas de Arena, Josué Alvarado Flores del partido Vamos, Nayib Bukele de GANA y Hugo Martínez Bonillla del FMLN. Cortesía redes sociales de los candidatos / France 24

Los salvadoreños acudirán a las urnas el 3 de febrero para elegir al sucesor del presidente Salvador Sánchez para 2019-2024. Es la primera vez tras la guerra civil, que un candidato que no pertenece al partido Arena o al FMLN podría llegar al poder.

ANUNCIOS

Son unas elecciones determinantes. Después de 24 años en que la Alianza Republicana Nacionalista, Arena, de tendencia conservadora y el izquierdista Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, se han alternado la Presidencia, existe una posibilidad de que otro movimiento ocupe el Ejecutivo.

Se trata de la Gran Alianza por la Unidad Nacional, GANA, cuyo representante es Nayib Bukele. Hasta poco antes del cierre de campaña, el 30 de enero, lideraba la intención de voto, pero en la contienda electoral aparecen tres oponentes.

Juan Carlos Calleja, de Arena, Hugo Martínez Bonilla del FMLN, y Josué Alvarado Flórez del movimiento Vamos, completan la lista de aspirantes que sueñan con la Casa Presidencial en San Salvador.

Más allá de la lucha de poderes entre partidos, está en juego la apremiante urgencia de resolver problemas estructurales en el país como la violencia, la migración y la escasez de oportunidades. Con sendos retos por delante y cinco millones de ciudadanos habilitados para votar, estos son los cuatro candidatos presidenciales que prometen transformar a El Salvador:

Nayib Bukele: entre el continuismo y el cambio

El candidato por el partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) es el exalcalde de San Salvador, Nayib Bukele:
El candidato por el partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) es el exalcalde de San Salvador, Nayib Bukele: José Cabezas / Reuters

Es un empresario de ascendencia palestina, exalcalde de Nuevo Cuscatlán y de San Salvador. Estudió derecho, pero no concluyó su carrera.

El político de 37 años inició su carrera con el oficialista FMLN, saltando desde el municipio Nuevo Cuscatlán hasta la Alcaldía de la capital del país, donde en poco tiempo ganó protagonismo por su gestión en materia de cultura y proyectos sociales.

"Yo soy una persona de izquierda (...) que sabe qué es luchar por la justicia social, trabajar por los desprotegidos, eliminar la exclusión social que ha habido en nuestro país", dijo en 2015, en una de las pocas entrevistas que ha dado.

En 2016, Bukele fue acusado de plagiar su plan de Gobierno y un año después protagonizó una singular salida de la colectividad por causar división y violar los estatutos del partido. Considerándose de izquierda, el candidato se inscribió a la Presidencia por el partido de centroderecha GANA. Su compañero de fórmula es el académico y exrector de la Universidad de El Salvador, Félix Ulloa.

Estratégicamente, el candidato se ha mostrado a sí mismo como una nueva alternativa. "Es innegable que Bukele sí representa una novedad en términos de conexión con la ciudadanía gracias a una campaña exitosa a nivel digital e ideas innovadoras como obras de infraestructura, pero este outsider se postula bajo el partido GANA, que no es más que un apéndice de Arena con figuras controvertidas en materia de corrupción y un discurso conservador de derecha que apela a la pena de muerte, por ejemplo", explicó a France 24 Wilson Sandoval, politólogo salvadoreño.

De triunfar, Bukele se convertiría en el presidente más joven en la historia reciente del país. Sus banderas de campaña son la inversión social, la infraestructura y la activación económica.

Juan Carlos Calleja: el empresario que quiere llevar a Arena de nuevo al poder

Calleja es hoy propietario de la cadena de supermercados Super Selectos, la mayor cadena de supermercados del país. Nunca ha sido funcionario público.
Calleja es hoy propietario de la cadena de supermercados Super Selectos, la mayor cadena de supermercados del país. Nunca ha sido funcionario público. Cortesía redes sociales de Juan Carlos Calleja

El joven empresario de 42 años es la carta del oficialismo conservador para recuperar la Presidencia, luego de una década de haberla perdido. Calleja es hijo del empresario Francisco Calleja y Maureen Hakker. Durante su adolescencia vivió en Nueva York asilado con su familia luego de que su padre denunciara amenazas de muerte.

En los años 80, en plena guerra civil, el candidato dejó Estados Unidos para trabajar en las bodegas del supermercado de su padre en El Salvador.

Formado en Estados Unidos y con una maestría en administración de empresas, Calleja es hoy propietario de Super Selectos, la mayor cadena de supermercados del país. Nunca ha sido funcionario público. El candidato inició su carrera política en 2013 en Arena y cinco años más tarde ganó los comicios internos del partido el 22 de abril de 2018.

"No me culpen por los errores de otros en el pasado", ha señalado Calleja para tomar distancia de los escándalos de corrupción que sacudieron a los expresidentes Francisco Flores y Antonio Saca con el Arena. Su compañera de fórmula es la economista y exdecana de la Escuela Superior de Economía y Negocios, Carmen Aída Lazo.

Casado y con dos hijos, es criticado por su relación con el empresariado."No sé cómo Calleja podría quitarse la imagen de cercanía con el empresariado, y lo que la gente quiere es ver solucionados sus problemas, no que se siga beneficiando a un sector determinado", dijo a la agencia AFP el escritor y analista Geovani Galeas.

Durante la campaña, Calleja ha prometido a los salvadoreños construir un gobierno transparente y capaz, apostarle a la educación y adelantar políticas económicas estructurales.

Hugo Martínez Bonilla: la puja por conservar el poder

Como candidato del Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN), Martínez se ha distanciado levemente de firmes posturas de su partido de respaldar al Gobierno de Daniel Ortega y Nicolás Maduro.
Como candidato del Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN), Martínez se ha distanciado levemente de firmes posturas de su partido de respaldar al Gobierno de Daniel Ortega y Nicolás Maduro. Cortesía redes sociales de Hugo Martínez

Luego de vencer en las elecciones internas, integrantes del movimiento FMLN, exguerrilla salvadoreña, delegaron a Martínez una compleja misión: evitar perder la Presidencia que ganaron por primera vez en 2009.

Martínez, un ingeniero agrónomo de 51 años, fue líder estudiantil universitario durante la guerra civil. Hijo de maestros, fue nombrado ministro de Relaciones Exteriores en 2009.

Según reseñó el diario salvadoreño, ‘El Mundo’, si como canciller restableció relaciones con Cuba y solicitó el ingreso de El Salvador a Petrocaribe, como candidato, se ha distanciado levemente de firmes posturas del FMLN de respaldar al Gobierno de Daniel Ortega y Nicolás Maduro.

"Soy una persona que siempre está buscando revitalizar al partido, en un momento determinado se nos puso ese cliché (renovador), pero realmente soy una persona que va más allá de eso", dijo Martínez, divorciado y padre de dos hijos, en una reciente entrevista televisiva.

Sus detractores lo acusan de representar los intereses de la cúpula del FMLN y de haber otorgado un pasaporte diplomático a la pareja del expresidente Mauricio Funes, acusado de corrupción, para que huyera del país a buscar asilo en Nicaragua.

Su fórmula es Karina Sosa, Diputa del FMLN. Dentro de sus propuestas se encuentran austeridad y combate a la evasión y elusión fiscal, generación de empleo e infraestructura.

Josué Alvarado Flores: el emigrante y empresario que quiere ser presidente

Además de ser candidato presidencial por el partido Vamos, Alvarado, un ingeniero agrónomo, fundó Río Grande Foods, empresa que exporta bebidas y alimentos étnicos desde El Salvador.
Además de ser candidato presidencial por el partido Vamos, Alvarado, un ingeniero agrónomo, fundó Río Grande Foods, empresa que exporta bebidas y alimentos étnicos desde El Salvador. Cortesía redes sociales de josué Alvarado Flore

Tras huir del país en 1985 y pasar casi siete años en el extranjero, huyendo de la guerra civil, Alvarado volvió a El Salvador. Sin éxito en su aspiración de ser diputado de la Asamblea Legislativa, en 2015, ahora quiere ser el próximo presidente a sus 60 años.

Para lograrlo creó y financió el partido Vamos, plataforma que usó para inscribirse como candidato, que desde el 14 de noviembre de 2017 está inscrito como instituto político en el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Su compañero de fórmula es Roberto Rivera Ocampo, quien perteneció a la organización Acción Ciudadana (AC).

Alvarado, ingeniero agrónomo, fundó Río Grande Foods, empresa que exporta bebidas y alimentos étnicos desde El Salvador. "He logrado generar alrededor de 8.000 empleos de los cuales el 80% pertenecen a mujeres que son la cabeza de su hogar, mi meta es lograr generar oportunidades para que más salvadoreños puedan desarrollarse y crear sus propios negocios", cuenta en su biografía.

A Alvarado le critican que por su calidad de pastor no pueda ser candidato presidencial, por lo que se instauró una demanda de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia. Pero el candidato dijo que ya no ejerce como pastor, aunque se dice un hombre de principios cristianos. Sus propuestas se enfocan en la modernización del Estado y la reactivación económica.

Con Reuters y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.