Saltar al contenido principal

Francia confirma que juzgará a yihadistas retornados de Siria e Irak

La esposa de un yihadista francés entrevistada por France 24 en una prisión kurda.
La esposa de un yihadista francés entrevistada por France 24 en una prisión kurda. France 24

El retiro de las tropas de Estados Unidos de Siria e Irak ha obligado a París a cambiar su doctrina. Los islamistas franceses presos en manos rebeldes serán repatriados a Francia. En su mayoría son niños nacidos en el campo de batalla.

ANUNCIOS

El Gobierno francés ha decidido zanjar la polémica: los yihadistas galos que están en manos de las FDS, las fuerzas democráticas sirias, compuestas mayoritariamente por kurdos, volverán a Francia donde enfrentarán a los tribunales. La cuestión está en el debate desde hace varios meses, cuando el autodenominado grupo Estado Islámico comenzó a mostrar sus primeros signos de debilidad en el terreno.

"Hemos hecho una elección, que es la del control y por lo tanto, repatriación a Francia", dijo este jueves 31 de enero, en entrevista con la radio 'RTL', la ministra de Justicia Nicole Belloubet.

Hasta ahora "la doctrina París" preconizaba que estos franceses serían juzgados en su país de detención pese a las diferencias entre el sistema judicial francés y los de los países de Medio Oriente. En Irak por ejemplo, cuyas instituciones judiciales Francia reconoce, se exponen a la pena de muerte.

Pero con el anuncio del pronto retiro de las tropas estadounidenses del terreno todo ha cambiado y el equilibrio de fuerzas en el terreno va a cambiar. Turquía se ha mostrado dispuesta a invadir los territorios ocupados por los kurdos, lo que dejaría a los presos de este conflicto abandonados a su suerte. Mientras, las fuerzas del régimen sirio avanzan hacia el norte y el este del país.

De hecho en diciembre pasado, funcionarios de la administración autónoma del norte de Siria, pidieron a los occidentales durante meses que repatriaran a sus nacionales porque “una operación militar turca contra su región podría hacer que la gestión de los presos de ISIS quede fuera de control".

"Si son expulsados espero que sean severamente juzgados, condenados y castigados en Francia"

"En este momento, nada es seguro", dijo a 'RTL' Beloubet quien reconoció que "si los franceses detenidos en prisiones kurdas quedaran en libertad, creo que tenemos un interés colectivo de asegurarnos bien de su futuro en vez de dejarlos libres sin saber dónde están".

En ese mismo sentido habló en favor de este giro de política el primer ministro Édouard Philippe: "si son expulsados espero que sean severamente juzgados, condenados y castigados en Francia en vez de que se dispersen en la naturaleza y fomenten otras acciones incluso contra nuestro país".

Según la ministra de Justicia, los adultos que regresen a Francia serían arrestados a su llegada, aunque advirtió que la mayoría de las personas retenidas por los kurdos son menores de edad. "Creemos que alrededor del 75% son menores de 7 años", dijo.

El ministro de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, explicó que los hijos de los yihadistas estarán sujetos a un "trato especial, caso por caso, y puestos en contacto con la Cruz Roja Internacional y bajo el control de las autoridades judiciales francesas".

130 franceses entre hombres, mujeres y niños

Los franceses en manos de los kurdos tienen perfiles relativamente variados. En total son cerca de 130 y unos 250 estarían libres en el valle del Éufrates, en la frontera iraquí (suroeste), y en Idlib (noroeste).

La mayoría, unas 80 personas, son niños pequeños y la mitad de los adultos son las mujeres. Entre ellas, siete u ocho son consideradas como auténticas activistas, como la bretona Emilie König, que habría reclutado unos 200 yihadistas en Francia y estuvo en la "lista negra" de la CIA.

Entre los hombres hay también varias figuras del movimiento yihadista francés.

Como Adrien Guihal, que anunció el asesinato de un matrimonio de policías en Magnanville en las afueras de París, en junio de 2016, y el ataque del 14 de julio de ese mismo año en Niza. Junto a él también estarían Thomas Barnouin y Thomas Collange, pioneros de la célula de Artigat, una de los primeras en enviar combatientes franceses a Siria e Irak a mediados de los 2000.

Presión de las familias por la suerte de los menores de edad

La presión ha venido también de parte de las familias. Unidas en el colectivo Familles Unies, muchos de estos padres de yihadistas a veces fallecidos, y abuelos de niños nacidos bajo 'el califato', reclamaron a través de una carta en diciembre al presidente Macron de "ahorrar a esos pequeños inocentes el sufrimiento de la guerra pues nada justifica su muerte".

Aunque la carta se refería más bien a los niños que se encuentran en medio del conflicto, la carta recuerda que "muchos niños están encerrados en prisiones o recluidos en campamentos".

El texto recuerda que "en momentos en que el conflicto en Siria está cambiando, en que los turcos anuncian que quieren atacar a los kurdos y en que los franceses se convertirán en una moneda de cambio, no podemos permanecer pasivos”, escribe Véronique Roy, que firma el texto.

Políticos de derecha y extrema derecha han denunciado este eventual retorno de los islamistas . El diputado de los Republicamos Pierre-Henri Dumont pidió incluso "asesinatos dirigidos".

Con AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.