Saltar al contenido principal

La tumba del faraón Tutankamón es reabierta luego de diez años de restauración

Vista del interior de la tumba de Tutankamón, el faraón más conocido de Egipto, este jueves 31 de enero en Luxor, en el sur de Egipto.
Vista del interior de la tumba de Tutankamón, el faraón más conocido de Egipto, este jueves 31 de enero en Luxor, en el sur de Egipto. EFE

Los murales que se encuentran en el interior del recinto recuperaron su color y brillo gracias a un riguroso proceso realizado por especialistas del Getty Conservation Institute y arqueólogos egipcios.

ANUNCIOS

La tumba del faraón más conocido del antiguo Egipto "está ahora en mejores condiciones que cuando la descubrió el arqueólogo Howard Carter en 1922". Al menos así lo creen los arqueólogos egipcios y el equipo estadounidense responsable del proceso de restauración del recinto donde reposan los restos del 'faraón niño' como se le conoce localmente y que está ubicado en el Valle de los Reyes.

"Hicieron el trabajo más impresionante jamás hecho en una tumba en el mundo y salvaron a Tutankamón, salvaron la tumba", dijo el renombrado egiptólogo, Zahi Hawas a un grupo de periodistas invitados.

El proyecto, desarrollado por Getty Conservation Institute (GCI) de Estados Unidos, se han enfocado en mejorar las condiciones ambientales de la tumba para tratar de protegerla de la erosión, del daño producido por los miles de visitantes que a diario llegan a la necrópolis real que se encuentra en los cerros desérticos que rodean la ciudad de Luxor, en el sur de Egipto.

La humedad, factor causante de hongos en los murales

El arqueólogo Neville Agnew que trabaja para el GCI, explicó que la tumba no estaba en malas condiciones cuando comenzó el proyecto de restauración, dado que el estado de las pinturas era relativamente estable, pese a que sufrieron daños por unos hongos que provocaron miles de pequeñas manchas de color marrón.

"Creemos que estos puntos marrones surgieron porque en su momento la tumba fue sellada muy rápido y todavía tenía mucha humedad en su interior, lo que llevó a la aparición de hongos. Hoy en día los hongos están muertos, no crecieron más desde que Carter abrió la tumba, podemos comparar con las fotografías", dijo Agnew, quien también señaló que este caso de aparición de hongos es único en una tumba en el Valle de los Reyes.

Los conservadores no han retirado los hongos de los murales, debido a que estos han penetrado la capa de pintura por lo que su remoción podría causar daños a los pigmentos ancestrales con los que fueron elaborados en 1.323, año en que Tutankamón fue sepultado.

EFE

Implementan nueva tecnología en iluminación y ventilación para proteger el recinto

Este arduo proceso de conservación también realizó la instalación de un sistema de ventilación y filtración de aire para reducir la humedad del ambiente. A esto se sumó un nuevo sistema de iluminación LED y la instalación de nuevas tarimas de madera elevadas para mayor comodidad y desplazamiento de los observadores.

Sumado a estas mejoras técnicas, los expertos del GCI han pedido al Gobierno de Egipto que limite el número de turistas que visiten el recinto a un máximo de 25 personas en cada turno, una cifra muy inferior a la que habitualmente recibe el lugar.

De acuerdo con Agnew, 25 personas es el límite máximo que puede soportar el sistema de ventilación para tener un funcionamiento correcto, aun así, el límite lo debe establecer el Ministerio de Antigüedades de Egipto que se financia con el dinero que recibe de las entradas que pagan los visitantes para ver el patrimonio histórico y único que tiene el país.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.