Saltar al contenido principal

Jordania mediará otra vez un canje de prisioneros entre el Gobierno yemení y los hutíes

Un niño yemení se encuentra en medio de los escombros de un edificio destruido por los ataques aéreos liderados por Arabia Saudita en la capital de Yemen, Saná, el 1 de febrero de 2019.
Un niño yemení se encuentra en medio de los escombros de un edificio destruido por los ataques aéreos liderados por Arabia Saudita en la capital de Yemen, Saná, el 1 de febrero de 2019. Mohammed Huwais / AFP

El país árabe aceptó albergar una nueva reunión entre ambos actores y la ONU, para detallar cómo será el intercambio de reos, comentado en anteriores conversaciones en Suecia. El encuentro tendrá lugar la primera semana de febrero.

Anuncios

Jordania aceptó ser la sede de una nueva reunión entre representantes del Gobierno yemení y la delegación del movimiento de los rebeldes hutíes, en grave disputa desde el año 2014, y que se espera que vuelvan a encontrarse durante algún día de la primera semana de febrero.

La idea es que ambos actores, auspiciados por el enviado especial de Naciones Unidas, Martin Griffiths, traten el acuerdo de intercambio de prisioneros que se pactó en las consultas de paz de diciembre en Suecia, pero que todavía requiere de un plan y número detallado de reos.

“La aprobación de Jordania sigue en la línea de apoyar todos los esfuerzos encaminados a poner fin a la crisis yemení y encontrar una solución política”, sostuvo en comunicado Sufian al Qudah, portavoz del Ministerio de Exteriores jordano.

La Cruz Roja interviene en el intercambio de prisioneros

La antesala a esta nueva reunión tuvo lugar el pasado 18 de enero en la capital jornada de Ammán, y en ella se alcanzó a pactar un calendario de canje, en cuyo proceso el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) intervendrá como supervisor garante.

El primer ensayo de ello se dio este 31 de enero, cuando la coalición árabe, liderada por Arabia Saudita y que apoya militarmente al Ejecutivo yemení, comunicó la entrega de siete prisioneros hutíes a cambio de un preso saudita que estaba enfermo.

El dilema es que, mientras Griffiths celebró la nueva cita y el “espíritu positivo de las dos partes”, la realidad es que tanto el Gobierno como los chiítas hutíes, respaldados por Irán, se acusan de dar datos falsos sobre sus respectivas listas de prisioneros.

La guerra yemení, la sombra que acompañará al papa Francisco

En un contexto cercano, el papa Francisco iniciará este domingo 3 de febrero su primer viaje por la península arábiga, que será el primero en toda la historia de los pontífices. Su parada es Emiratos Árabes Unidos, país que avala a Arabia Saudita en la guerra yemení.

Un conflicto que el Papa tendrá en cuenta en esta gira de dos días y al que se ha referido otras veces, defendiendo el “dramático destino de la gente de Yemen, agotada por largos años de conflicto” y que requiere ayuda internacional “para evitar un empeoramiento de la ya trágica situación humanitaria”.

En esa línea, grupos de derechos humanos han acusado a la coalición árabe de torturar a detenidos en zonas yemeníes bajo su control, mientras esta se defiende de nunca haber dirigido prisioneros o centros secretos de detención en el país.

En estos casi cinco años de guerra, 56.000 personas han muerto, 2,3 millones han sido desplazadas y 24 millones requieren de ayuda humanitaria. En ese tablero, los rebeldes chiítas hutíes (llamados también movimiento Ansar Allah) se han hecho con la capital Saná, y el gobierno de Abd Rabo Mansur Hadi tiene su asentamiento en Adén, en la costa sur del país, que es predominantemente sunita.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.