Saltar al contenido principal
Cultura

Christian Bale y su metamorfosis a Dick Cheney, el 'Vice' más calculador de EE. UU.

El actor británico ganó 18 kilos para encarnar al vicepresidente que más poder ostentó fuera y dentro de la Casa Blanca. Con ironía y giros de imágenes que recuerdan a Michael Moore, el director Adam McKay nos presenta a un 'vice' que orquestó la guerra en Irak, benefició a la empresa privada y calculó cuándo y cómo jugar con la política estadounidense.

Anuncios

Puede que lo más escalofriante de 'Vice' (2018) sea ver cómo la vida puede cambiarte en un segundo. Y es que en el caso del político y empresario Dick Cheney este tuvo muchos segundos determinantes: un obrero que cae de un poste de luz, un ultimátum de su mujer Lynne, un encuentro con Donald Rumsfeld, y una llamada, la llamada en mayúsculas, que lo convierte en vicepresidente de Estados Unidos.

Sin hacer 'spoilers', de eso trata el biopic que ha erigido el director Adam McKay; de presentar ciertas preguntas y verdades sobre el ya exvicepresidente, cuya sombra se alarga hasta Donald Trump, lo que no ha gustado al Partido Republicano. Porque, ¿cómo Dick Cheney se convirtió en el Dick Cheney que estará en los libros de historia, aunque con matices? ¿Cómo se construyó esa figura que vino de la nada y ostentó más poder que el propio presidente George W. Bush, quien llegó a llamarlo el "Darth Vader del Gobierno"?

La opinión cinematográfica de McKay es que Cheney se movió por astucia, por un don natural para medir cada beneficio. Pero el exguionista de Saturday Night Live lo narra con toques de comedia (podemos ver a un Bush comiendo de forma repugnante unas piezas de pollo), y con giros de imágenes que recuerdan a los collages audiovisuales que hace el cineasta Michael Moore, para también criticar el pasado y el presente estadounidense.

En este capítulo de la historia hecho película, la figura de Cheney está rodeada por un elenco de infarto. Mientras Amy Adams hace de su mujer a la altura de una Dama de Hierro (sin ella tal vez no hubiera llegado tan lejos); Steve Carell hace de Rumsfeld, primero mentor de Cheney y luego su fiel confidente, hasta que al vicepresidente ya no le hizo más falta. Sam Rockwell es la guinda final, es Bush hijo, la oveja negra de la familia y el detonante que hace que Cheney deje su compañía petrolera Halliburton para regresar a la política.

Por supuesto, la estrella, pese a sus silencios y su carácter calculador, es Cheney, aquí Christian Bale, que para el papel tuvo que engordar hasta 18 kilos. Si bien es conocido por sus roles camaleónicos, llegando a ser un hombre esquelético en ‘The Machinist’ o un superhéroe musculoso en ‘Batman’, en esta ocasión borda al exvicepresidente, haciéndonos pensar que el hombre de la pantalla no es un actor, sino el verdadero Cheney.

Un Cheney que al principio fue burócrata y no sabía dar ni un discurso al presentarse como congresista, pero que luego llegó a ser Jefe de Gabinete de la Casa Blanca (1975-1977), miembro de la Cámara de Representantes (1979-1989), secretario de Defensa (1989-1993), director de Halliburton y vicepresidente de Estados Unidos (2001-2009). Un cargo desde el que decidió invadir Irak apoyándose en el atentado de las Torres Gemelas, movió ficha para beneficiar a las clases adineradas y llegó a supervisar y esconder cada correo e información de la Casa Blanca, antes de que Bush estuviera al corriente. Cheney, en definitiva, dominó en esos años la política interna y externa de Estados Unidos a su antojo.

Una realidad que hoy ha llevado a 'Vice' a estar nominada ocho veces al Oscar, dejando la puerta a que Adam McKay sea el mejor director y pueda repetir el premio que ganó con el guion adaptado de ‘The Big Short’, y Christian Bale haga doblete de estatuilla no ya como actor de reparto (‘The Fighter’), sino como actor principal. Sus compañeros Amy Adams y Sam Rockwell competirán también en las categorías de mejor actriz secundaria y mejor actor secundario.

En esta crónica hablamos también del Museo de África en Bélgica, ya que el país sigue trabajando en limpiar su imagen e intentando descolonizar las obras que se apropió de República Democrática del Congo; anunciamos el nuevo espectáculo del Cirque du Soleil inspirado en el futbolista argentino Leo Messi; recordamos al quinto Beatle Robert Whitaker, el fotógrafo que capturó los momentos más íntimos de la banda; y nos despedimos con el colectivo británico ‘Jungle’, que hasta agosto estará de gira mundial con su soul moderno.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.