Saltar al contenido principal

Polémica en EE. UU. por presunto acto racista del gobernador de Virginia

Un grupo de manifestantes se reúne a las afueras de la mansión del gobernador de Virginia, Ralph Northam, exigiendo su renuncia. Richmond, Virginia, EE. UU. 2 de febrero de 2019.
Un grupo de manifestantes se reúne a las afueras de la mansión del gobernador de Virginia, Ralph Northam, exigiendo su renuncia. Richmond, Virginia, EE. UU. 2 de febrero de 2019. Jay Paul / Reuters

El funcionario es señalado de aparecer en una foto del anuario en su escuela de medicina en 1984, en la que se observa a una persona con el rostro pintado de negro posando junto a otra con un disfraz del Ku Klux Klan.

ANUNCIOS

Ralph Northam, gobernador de Virginia, se había disculpado este viernes indicando que él era una de las dos personas que se encontraba en una fotografía del anuario de la Eastern Virginia Medical School en 1984, donde se observa a un sujeto con la cara pintada de negro y a otro, usando un disfraz del Ku Klux Klan. Sin embargo, no precisó cuál. El sábado, se retractó y negó haber aparecido en esa foto del anuario, alegando que se confundió porque en ese mismo año ganó un concurso de baile en San Antonio donde usó betún de zapatos en su rostro para personificar a Michael Jackson. "Ahora miro hacia atrás y lamento no haber entendido el legado perjudicial de una acción así", aseguró a la prensa, añadiendo que "lo único que pido es que me den la oportunidad de demostrar, sin que quede ninguna duda, que la persona que era entonces no tiene nada que ver con quien soy hoy en día".

La imagen salió a la luz este viernes por medio de una página web de tendencia conservadora y, con ella, surgieron protestas que exigían su renuncia. Los manifestantes dicen sentirse traicionados por el funcionario.

Por su parte, el Partido Demócrata de Virginia anunció a través de un comunicado que ya no apoya a Northam. "No tiene nuestra confianza (…) debe dejar que el vicegobernador Justin Fairfax cure las heridas del estado" reza el documento. El llamado a su dimisión también llegó de la precandidata a la Casa Blanca en 2020, Kamala Harris, quien expresó a través de su cuenta de Twitter que "la mancha del racismo no debería tener lugar en los pasillos del Gobierno".

Sin embargo, Northam, dejó claro este sábado que no dejará su mandato el cual se extiende hasta 2022. "Hice un juramento para defender esta oficina y servir a las personas de este estado en la medida de lo posible, siempre y cuando crea que puedo cumplir esa tarea de manera efectiva" precisó.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.