Crisis humanitaria

Venezolanos, historia de la espera de ayudas al pie de la frontera con Colombia

Cientos de personas cruzan a diario el Puente Francisco de Paula Santander, en Cúcuta, para comprar bienes básicos en Colombia. 5 de febrero de 2019.
Cientos de personas cruzan a diario el Puente Francisco de Paula Santander, en Cúcuta, para comprar bienes básicos en Colombia. 5 de febrero de 2019. France 24

En medio de la incertidumbre por la llegada de la ayuda humanitaria de Estados Unidos y Canadá, entre otros países, France 24 habló con venezolanos que cruzan la frontera con Colombia para abastecerse.

Anuncios

Geraldin Cañas lleva ocho meses en Cúcuta y llegó el cinco de febrero al puente Tienditas con la esperanza de ser una de las beneficiarias de la ayuda humanitaria que, creía, iban a entregar esa tarde para los venezolanos. Pero el movimiento no era suficiente como para suponer que habría filas, cajas llenas de alimentos y medicinas para los miles de migrantes que viven en la capital del departamento colombiano de Norte de Santander, la ciudad por la que ha pasado la mayoría del millón de venezolanos que se asentaron en Colombia tras el recrudecimiento de la crisis en su país.

“Escuché por las noticias que iban a dar unas ayudas a los venezolanos”, dice Geraldin antes de sacar de su cartuchera colgada en la cintura su pasaporte y un carné de permanencia por dos años que le entregó hace unos meses Migración Colombia. Luego de conversar con el equipo de France 24, Geraldin buscó la sombra al lado de la barrera de metal que impide el paso hacia el puente que no ha sido inaugurado y que funciona como Punto de Mando Unificado para la “recepción y almacenamiento” de la ayuda humanitaria, como lo anunció la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres en un comunicado.

En esa misma comunicación, se lee que “la entrega de las ayudas humanitarias se llevará a cabo en territorio venezolano” y aclaran, además, que “no está prevista la entrega en Colombia dentro de esta iniciativa puntual”.

Pero Geraldin, su esposo, y al menos otros 20 paisanos, solo se enteraron que al puente Tienditas iba a llegar una ayuda y querían saber si para ellos también había.

Los tres puentes que unen a Cúcuta con Venezuela

Se sabe poco de la llegada de ayuda humanitaria a Cúcuta con rumbo a Venezuela. Mientras el grupo de venezolanos esperaba bajo el sol, hacia el interior del puente Tienditas transitaron camionetas de la Policía colombiana, Migración Colombia y el Programa Mundial de Alimentos de la ONU.

A pocos kilómetros de allí, cientos de personas transitaban a pie a un lado y otro de la frontera en el Puente Francisco de Paula Santander, el segundo en importancia de la zona. La mayoría venían de Venezuela con las manos vacías, mientras otros regresaban a su país con maletas, bolsas, costales y coches de bebé cargados con bienes básicos.

“Todos queremos esa ayuda humanitaria porque aquí no hay”, cuenta Freddy Sayago, quien cruzó la frontera para averiguar dónde o cómo sería la entrega. El hombre relata que las autoridades de su país “no dicen nada” de la entrega que, según Juan Guaidó, proclamado presidente encargado de Venezuela el 23 de enero, debería estar lista para cruzar la frontera en “pocos días”.

“Ellos no quieren recibirla”, añade Sayago y dice que en el estado Táchira no dan información “aunque tenemos una gobernadora de la oposición, pero supuestamente el gobierno de Freddy Bernal dijo que no recibía la ayuda humanitaria”. La gobernadora en cuestión es Laidy Gómez, quien llegó a la gobernación del estado en 2017 por un partido de oposición y aceptó meses después un asiento en la Asamblea Nacional Constituyente con la que el presidente Nicolás Maduro, le puso obstáculos al poder legislativo de la Asamblea Nacional.

Freddy Bernal, por otro lado, fue designado hace poco más de un año por el presidente Maduro como “protector” del estado Táchira. El Policía, que cumple funciones de gobernador encargado, subió a sus redes las imágenes de una entrega de suministros que habría ocurrido en el vecino municipio de San Cristóbal el pasado fin de semana.

En sus redes, Bernal dice que entregaron medicamentos, pero este martes, en el Puente Internacional Simón Bolívar no era difícil encontrar vendedores ambulantes ofreciendo ibuprofeno y acetaminofén.

Usaid, la Cruz Roja y una ayuda que todos esperan

En días pasados, el director general de la Agencia de los Estados Unidos para la Ayuda Internacional, USAID, subió a su cuenta de Twitter unas imágenes que mostrarían parte de la ayuda que debería llegar en los próximos días a Cúcuta, el Caribe y un punto fronterizo entre Venezuela y Brasil.

Y aunque el presidente de Colombia, Iván Duque, respalda plenamente la misión, todavía es incierto cuál será el plan de los cooperantes para lograr que los medicamentos, suministros hospitalarios y alimentos lleguen a las manos de los venezolanos que los necesitan.

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja en Colombia, por otro lado, expresaron que “de acuerdo con los Principios Fundamentales de Imparcialidad, Neutralidad e Independencia, no puede participar en las iniciativas de entrega de asistencia planteadas para Venezuela desde Colombia”.

En el Puente Internacional Simón Bolívar hay unos pocos que viajan de regreso. Cargada con varias maletas y acompañada por parientes y amigos, Marina Chirinos viaja hacia Valencia, capital del estado venezolano de Carabobo. Dice que llegó hasta Bogotá en los tres meses que estuvo en Colombia y recoge sus pasos porque extraña a su familia y no le fue del todo bien en este país. Si no encuentra qué vender en su ciudad, iniciará otro viaje para buscar oportunidades. Chirinos no habla de la llegada de suministros de Estados Unidos, pero a su alrededor, muchos venezolanos se preguntan de qué lado de la frontera habrá que estar cuando llegue la ayuda humanitaria.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24