Saltar al contenido principal

Choque diplomático entre Francia e Italia por "injerencias" y "provocaciones"

La gente visita el Palazzo Farnese en Roma, donde se encuentra la Embajada de Francia, el 13 de junio de 2018.
La gente visita el Palazzo Farnese en Roma, donde se encuentra la Embajada de Francia, el 13 de junio de 2018. Tiziana Fabi / AFP

Crece la tensión entre Francia e Italia. El Gobierno francés llamó a consultas a su embajador en Italia después de que varios líderes políticos italianos hubieran manifestado su apoyo a los 'chalecos amarillos'.

ANUNCIOS

El vicepresidente del Consejo de Ministros de Italia y líder del Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio, expresó su apoyo a las movilizaciones de los chalecos amarillos y les ha pedido que no se rindan.

La disputa diplomática empezó cuando Di Maio se reunió con miembros del movimiento antigubernamental el martes 5 de febrero. Después del encuentro, publicó una foto en Twitter con líderes de los 'chalecos amarillos' y escribió lo siguiente:

El Gobierno de Francia considera este tipo de manifestaciones como ataques injustificados y repetidos por parte de líderes políticos de Italia, a quienes invitó a ser más diplomáticos frente a los problemas que enfrenta Francia.

"Francia ha sido, durante varios meses, el objetivo de repetidos ataques infundados y declaraciones escandalosas", dijo Jean-Yves Le Drian, el ministro de Relaciones Exteriores, en un comunicado.

El Ejecutivo francés cree que hay intereses políticos en esta declaraciones de Italia: "Tener desacuerdos es una cosa, pero manipular la relación para fines electorales es otra", dice el mismo comunicado. Y, además califica los ataques de Italia sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial.

El Ministerio de Relaciones Exteriores italiano no hizo comentarios inmediatos sobre la decisión francesa, que según una fuente diplomática no tiene precedentes desde 1945.

¿Por qué las tensiones entre Francia e Italia?

Las relaciones entre Italia y Francia, aliados tradicionalmente cercanos, se han vuelto cada vez más tensas desde mediados de 2018, con Di Maio y su compañero viceprimer ministro, Matteo Salvini, el líder del partido de la extrema derecha de la Liga, han estado en desacuerdo con la política migratoria de Macron.

De la misma forma, el presidente francés ha criticado a Italia en junio pasado por su negativa a aceptar un barco lleno de inmigrantes rescatados en el Mediterráneo. Lo que ha aumentado el cruce de enfrentamiento verbales. Luego, Di Maio acusó a Francia el mes pasado de alimentar la pobreza en África y de estar detrás de los desórdenes en Libia. Y el mismo gobierno italiano dijo que esperaba que el partido de Macron perdiera en las elecciones europeas de este año.

Durante una visita a Egipto el mes pasado, Macron intentó evitar el combate, desestimando los comentarios de Salvini y Di Maio por "insignificantes" y agregó que solo trataba con el primer ministro Giuseppe Conte.

Analistas internacionales se han atrevido a decir que la tensión entre Francia e Italia es cada vez mayor y no le convendría a ninguno, ya que por ser vecinos, comparten más de 500 km (300 millas) de frontera a través de los Alpes, lo que podría afectar los negocios y la inversión.

Informe desde París: Macron llama a consultas a su embajador en Roma

Con Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.