Saltar al contenido principal

El nuevo plan de defensa de Colombia en medio de la "inestabilidad" de países vecinos

El presidente de Colombia, Iván Duque, da un discurso sobre su nueva política de seguridad y defensa el 6 de febrero de 2019.
El presidente de Colombia, Iván Duque, da un discurso sobre su nueva política de seguridad y defensa el 6 de febrero de 2019. Presidencia de Colombia / vía EFE

Seis meses después de asumir la Presidencia de Colombia, Iván Duque dio a conocer una política de mano dura para combatir "el terror". Es una línea que se aleja del tono conciliatorio de su predecesor Juan Manuel Santos.

Anuncios

Semanas después de un ataque con coche bomba en Bogotá, algo que no se veía hace años en Colombia, el presidente Iván Duque dio a conocer su primera política de seguridad y defensa. El anuncio se hizo junto a más de 2.000 uniformados y con una demostración militar en la que se utilizaron los helicópteros que participaron en los golpes más fuertes contra la antigua guerrilla de las FARC.

"Este Gobierno no va a permitir que la violencia y el terror sean métodos para ganar ningún derecho y ningún privilegio", afirmó el mandatario, acompañado del ministro de Defensa y la cúpula militar.

El documento de esta nueva política define varias amenazas, entre ellas aparece la "inestabilidad en países vecinos" y las "injerencias de potencias extra hemisféricas". Además,"no se contempla" la figura de los ceses al fuego bilaterales.

En conjunto es toda una línea de mano dura frente a las organizaciones criminales, que recuerda la política de "seguridad democrática" del expresidente Álvaro Uribe, mentor de Duque y quien gobernó ocho años. A la vez, se aleja de la línea de su predecesor Juan Manuel Santos, que dio prioridad al diálogo con los grupos armados llegando en 2016 a un histórico acuerdo de paz con las FARC que terminó con su desmovilización y posterior entrada a la política.

¿Tiene Colombia riesgos de injerencia fuera de América?

En su discurso, Duque no aclaró a qué se refiere su política de defensa cuando habla de esas potencias "extra hemisféricas". Es algo que para Jairo Libreros, profesor de seguridad y defensa de la Universidad Externado, tiene que ver con Asia.

Él identifica que Rusia y China son dos países que buscan peso en la región. "Tienen intereses especialmente hablando de los ‘commodities’, con la minería igualmente", afirma. Libreros resalta también el papel de Irán y sus relaciones con Venezuela.

"Pensar que Irán, Rusia o China van a tener una presencia desde el punto de vista militar con intereses de control territorial o de mano de rentas lícitas o ilícitas, va más allá de la región", apunta.

Este discurso político de Colombia llega en un momento de tensión con Venezuela, en donde recientemente el presidente Nicolás Maduro salió a marchar con su ejército y desde Washington insisten en que "todas las opciones están sobre la mesa" cuando se trata de Caracas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.