Saltar al contenido principal

Nueva vida para la Escuela de los gladiadores en Pompeya

France 24

Las ruinas arqueológicas de Pompeya, situadas en el sur de la península italiana, constituyen uno de los yacimientos mas enigmáticos del mundo: una ciudad de la Antigua Roma sepultada por una erupción volcánica en el año 79 después de Cristo.

Anuncios

Hoy en día turistas de todo el mundo visitan este lugar. Deambulando por las calles empedradas de Pompeya encontramos a una visitante italiana que no esconde su emoción: “Es un lugar en donde se siente el peso de la historia, es el epicentro de todo nuestro pasado. Paseando por estar ruinas uno se imagina lo que paso aquí y como era la vida de sus habitantes".

Más de 1900 años después de la catástrofe sorprende el estado de conservación de algunos elementos como las siluetas petrificadas de algunos habitantes expuestas en la plaza principal del yacimiento. Testigos mudos de la erupción del volcán Vesubio, situado a pocos kilómetros de aquí, que vemos claramente en el horizonte.

El desafío de la manutención de Pompeya

Hoy en día el principal reto para las autoridades italianas es la manutención de esta joya arqueológica de la humanidad. En esta ocasión los responsables del yacimiento abrieron a las cámaras de France 24 las puertas de la más reciente restauración: se trata de la  construcción conocida como la "Escuela de gladiadores".

Alberta Martellone, arqueóloga del Parque Arqueológico de Pompeya, subraya que "este lugar es un edificio público monumental de Pompeya situada en la calle principal se considera probablemente que era la casa de los gladiadores en donde probablemente se mantenían las armas de los gladiadores".

Visitando los diferentes espacios de esta Escuela de gladiadores se pueden ver los frescos con representaciones de figuras de guerreros, con colores sorprendentemente intensos.

Vittoria Gudolo hizo parte del equipo de restauradores que trabajó durante más de un año y medio en la "Escuela de gladiadores. Hoy comparte con France 24 su satisfacción: "logramos dar un nuevo resplandor a los elementos decorativos de este lugar. Le volvimos a dar brillo llevando a la luz los colores originales de las pinturas. El objetivo principal era el de volver a dar una nueva vida ,una nueva dignidad a esta casa que fue martirizada", cuenta. Martirizada puesto que este recinto de Pompeya sufrió en 1943 los bombardeos de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial. Y en el 2010, después de intensas lluvias, una parte de su estructura se desplomó generando una ola internacional de indignación.

Hoy su restauración se ha convertido en un símbolo de un nuevo inicio para este célebre yacimiento, declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco.

La restauración de la Escuela de gladiadores de Pompeya hizo parte de un proyecto financiado por la Unión Europea por un valor de 105 millones de euros.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.