Saltar al contenido principal
El Debate

Victoria de Nayib Bukele en El Salvador, ¿un castigo a los partidos tradicionales?

Nayib Bukele logró la mayoría de votos en las elecciones presidenciales realizadas en El Salvador. El líder sorprendió a muchos al romper con la hegemonía que tenían en ese país los partidos Arena y FMLN desde 1989. En esta edición de El Debate analizamos junto a un grupo de expertos las causas que llevaron a los electores salvadoreños a elegir una tercera opción en el proceso presidencial y cuáles serán los retos para el nuevo presidente.

Anuncios

Nayib Bukele, empresario y exalcalde de la ciudad de San Salvador, será el presidente de El Salvador para el periodo 2019-2024. De acuerdo con José Carlos Álvarez, experto en comunicación estratégica, el discurso de este joven, que no se centró en "uenos y malos, derecha o izquierda" fue lo que le permitió llegar a la sociedad y conseguir el respaldo a la Presidencia.

"Aquí llegó un tercer actor que propuso un nuevo debate (…) Me parece que ha establecido un discurso innovador y se ha plantado firme contra la corrupción, algo que a la gente le gusta en un país que ha tenido tantos casos de corrupción", explicó Álvarez durante su conversación con el periodista Santiago López.

Por otro lado, diversos análisis señalan que más que un castigo a los partidos tradicionales, la victoria de Bukele pasa por el hecho de que existe una nueva generación de electores que nacieron después del conflicto armado en El Salvador y que no comparten las ideas de los partidos Arena y FMLN.

"Desde las últimas elecciones hay una desconexión con el territorio porque hay una nueva generación que surgió en la era del posconflicto. Ellos (los partidos Arena y FMLN) fallaron en temas de marketing político (…) Nayib hizo una campaña fresca y muy novedosa", agregó el especialista desde Los Ángeles.

Los retos para el nuevo presidente salvadoreño no son pocos

Bukele llega con una destacada experiencia política luego de haber sido alcalde de Nuevo Cuscatlán (2012-2015) y San Salvador (2015-2018). No obstante, tendrá que gobernar sin una mayoría parlamentaria pues el Congreso salvadoreño está dominado por Arena. Gana, su partido, solo cuenta con 11 legisladores.

Por otro lado, asume un país que tiene entre sus principales problemas un alto índice de inseguridad, alta pobreza y un déficit en cuanto a la recaudación fiscal. Ante esa situación plantea propuestas para combatir los problemas de una manera distinta.

"“El primer reto que tendrá Bukele es el de la gobernabilidad dado que no cuenta con una mayoría en el Parlamento (…) En cuanto al tema de la seguridad ha planteado atacar los problemas sociales que son la causa, como es el caso de la corrupción y la pobreza", agregó Álvarez en su intervención.

Por otro lado, Wilson Sandoval dijo que a esos temas debe asumir una reforma en el sistema de pensiones. "El Salvador es uno de los países en donde el sistema de pensiones está en manos de privados por lo que muchos salvadoreños que se van a ir pensionando no van a poder cubrir sus necesidades básicas".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.