Saltar al contenido principal

La derecha protesta en España contra la política catalana del gobierno de Pedro Sánchez

Miles de manifestantes se reúnen durante una protesta convocada por los partidos de la oposición de derecha y extrema derecha contra el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, en la plaza Colón en Madrid, España, el 10 de febrero de 2019.
Miles de manifestantes se reúnen durante una protesta convocada por los partidos de la oposición de derecha y extrema derecha contra el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, en la plaza Colón en Madrid, España, el 10 de febrero de 2019. Sergio Perez/Reuters

“Por una España unida, ¡elecciones ya!”, bajo este lema miles de personas se reunieron en la céntrica Plaza de Colón en Madrid, para protestar contra el jefe del gobierno español Pedro Sánchez.

ANUNCIOS

Cientos de banderas de España ondearon en la Plaza Colón de Madrid en una demostración en rechazo al gobierno socialista liderado por Pedro Sánchez. La concentración fue convocada por Pablo Casado, presidente del partido Popular, Albert Rivera, de Ciudadanos y Santiago Abascal de Vox.

El descontento popular es en respuesta al diálogo que ha mantenido la administración de Sánchez con los partidos independentistas catalanes. Incluso el ultraderechista Abascal, abogó por la suspensión de la autonomía en la región de Cataluña y acusó al gobierno de Sánchez de "traición".

Según la Policía Nacional al menos 45.000 personas participaron de la protesta, sin embargo los organizadores aseguran que la cifra sería de unos 200.000 manifestantes.

A pocos días del inicio del juicio en el Tribunal Supremo español contra 12 líderes independentistas catalanes, acusados de rebelión, el presidente del gobierno suspendió los diálogos que mantenía con Cataluña y nombró un relator para este tema, decisión que despertó la cólera de sus opositores de derecha.

Sánchez preside un gobierno con leve mayoría parlamentaria y afronta una discusión sobre el presupuesto de 2019, en la que necesita el apoyo de los separatistas catalanes para aprobarlo. El Partido Popular, Ciudadanos y Vox, la agrupación de extrema derecha en el gobierno andaluz, aprovechan esta circunstancia para señalar a Sánchez de buscar acuerdos con los independentistas y piden su renuncia y la convocatoria de elecciones generales.

Pedro Sánchez respeta la manifestación

Como respuesta, el jefe del Gobierno aseguró este domingo que lo que hace el Ejecutivo es trabajar por la unidad de España, "que significa unir a los españoles y no enfrentarlos como están haciendo las derechas (...) hoy".

El líder español aseguró que, aunque respeta los motivos por los que se convocó a la manifestación, recordó que se lo ha puesto en el centro del huracán a él quien, en 2017, como líder de la oposición durante el gobierno de Mariano Rajoy, quien permaneció "siempre al lado del Gobierno" en la crisis con los independentistas.

Entre las consecuencias potencialmente explosivas en Cataluña de resultar condenados sus líderes a penas de prisión que pueden llegar a los 25 años y la creciente presión de la alianza entre la derecha y la ultraderecha contra su frágil mayoría parlamentaria, Sánchez navega uno de los momentos más difíciles de su gobierno.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.