Saltar al contenido principal

EE. UU.: la seguridad fronteriza estanca las negociaciones para evitar otro cierre parcial de Gobierno

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pronuncia su discurso sobre el estado de la Unión en una sesión conjunta del Congreso en el Capitolio en Washington D.C., EE. UU., el 5 de febrero de 2019.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pronuncia su discurso sobre el estado de la Unión en una sesión conjunta del Congreso en el Capitolio en Washington D.C., EE. UU., el 5 de febrero de 2019. Jim Young / Reuters

Demócratas y republicanos no logran un consenso en materia fronteriza. Las conversaciones para evitar otro cierre de Gobierno se detuvieron luego de que ambos partidos se enfrentaran por la política de detención de inmigrantes en la frontera.

ANUNCIOS

La puja de poderes en Washington continúa en medio de la incertidumbre. El Congreso debe llegar a un acuerdo en materia de seguridad fronteriza antes del 15 de febrero, fecha en la que expira el financiamiento temporal para el departamento de Seguridad Nacional y otras agencias federales acordado. Las conversaciones se detuvieron en el punto sobre política de detención de inmigrantes, abriendo la posibilidad de otro cierre de Gobierno. "Las conversaciones están estancadas en este momento", dijo el senador republicano Richard Shelby a "Fox News Sunday".

El punto clave ha sido la demanda de los demócratas de limitar el número de camas en los centros de detención donde ubican a las personas que llegan ilegalmente al país y que son arrestadas por agentes del servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE). Los republicanos quieren aumentar la cantidad de cupos como parte de su campaña para acelerar las deportaciones de inmigrantes.

El Capitolio de Estados Unidos se ve al amanecer en Washington, EE. UU., el 4 de febrero de 2019. Jim Young / Reuters

Para coordinar una solución en esta materia, fueron designados 17 legisladores de ambos partidos. Los encargados de la negociación esperaban tener un acuerdo para el 11 de febrero con el fin de dar tiempo a que la propuesta pasara a la Cámara de Representantes y luego al Senado; una vez aprobada por ambas cámaras del Congreso, el presidente Trump tendría que firmarla antes del 15 de febrero.

El senador demócrata Jon Tester, sin embargo, minimizó cualquier ruptura en las conversaciones. "Es una negociación. Las negociaciones rara vez se llevan a cabo sin problemas", dijo al programa de la cadena Fox. Tester, uno de los 17 negociadores, dijo que esperaba que se pudiera llegar a un acuerdo.

Por su parte, el republicano dijo que las posibilidades de lograr un acuerdo para el 11 de febrero, eran inciertas. "Diré que hay una probabilidad del 50%", apuntó Shelby. y que "el espectro de un cierre siempre está ahí".

La inmigración ilegal pone en duda una apertura definitiva del Gobierno

Los demócratas propusieron reducir el límite de las camas en centos de detención de las actuales 40.520 a 35.520, a cambio de darles a los republicanos parte del dinero que quieren para la barrera fronteriza. Así lo anunció una fuente familiarizada con las negociaciones a la agencia de noticias Reuters.

De estas camas, un máximo de 16.500 de las 35.520 estarían en los centros de detención para inmigrantes indocumentados detenidos en el interior del país. El resto estaría en los centros de detención fronterizos. Así, los agentes de ICE se verían obligados a concentrarse en arrestar y deportar a criminales serios, no a inmigrantes que cumplen con la ley, aseguró un asesor demócrata de la Cámara de Representantes. Los republicanos se opusieron a esta oferta.

Trump, por su parte, aseguró que la propuesta demócrata protegería a los delincuentes. "¡Están ofreciendo muy poco dinero para el muro fronterizo que se necesita desesperadamente y ahora, de la nada, quieren un tope para los delincuentes violentos condenados que estarán en detención!" Trump dijo en Twitter.

"Las afirmaciones de que esta propuesta permitiría la liberación de criminales violentos son falsas", dijo el asesor demócrata.

La senadora republicana Lindsey Graham, cercana a Trump, advirtió sobre este límite. "Donald Trump no va a firmar ninguna legislación que reduzca los cupos para camas", dijo en el programa "Sunday Morning Futures" de Fox News.

Trump no quiere dar su brazo a torcer en materia fronteriza

El jefe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, dijo a la cadena estadounidense NBC "que no descarta otro cierre parcial de la Administración", si el presidente encuentra inaceptable el acuerdo en materia de seguridad fronteriza que le presente el Congreso.

Donald Trump, a través de la red social Twitter, expresó su disconformidad con sus oponentes. "Los demócratas simplemente no parecen querer la seguridad fronteriza. Están luchando contra las recomendaciones de los agentes fronterizos. ¡El muro se construirá de una manera u otra!".

Trump acordó el 25 de enero poner fin al cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos más largo de la historia del país, sin obtener los 5.700 millones de dólares que había exigido al Congreso para un muro a lo largo de la frontera con México, otorgándole una victoria política a los demócratas, pero con el compromiso de un acuerdo en ese asunto. El pacto alcanzado aseguraba la financiación durante tres semanas a las agencias federales mientras los legisladores tenían tiempo de resolver sus desacuerdos sobre cómo abordar la seguridad en la frontera sur con México, que hasta ahora no da ningún resultado.

Desde que se postuló para presidente en 2016, Trump se ha comprometido a detener la afluencia de inmigrantes indocumentados construyendo un muro en la frontera. También pretende reprimir a los inmigrantes que viven en Estados Unidos ilegalmente mediante la realización agresiva de más deportaciones. Sin embargo, el mandatario hasta ahora ha tenido que ceder y llegar a consensos con la oposición, terreno al que no estaba acostumbrado.

Entre tanto, miles de estadounidenses que trabajan para la administración de Trump esperan que el Gobierno siga abierto para obtener sus pagos a tiempo.

Con Reuters y medios locales

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.