Saltar al contenido principal

40 años de la revolución en Irán, un aniversario que intenta subir la moral de los ciudadanos

Ciudadanos iraníes durante una ceremonia en Teherán, Irán, el 11 de febrero de 2019.
Ciudadanos iraníes durante una ceremonia en Teherán, Irán, el 11 de febrero de 2019. Masoud Shahrestani / Reuters

El Gobierno iraní aprovecha el 40 aniversario de la Revolución y exalta el papel militar de la nación a nivel regional para reforzar su imagen entre los ciudadanos, a pesar de la fuerte presión internacional a la que el país persa está sometido.

ANUNCIOS

La conmemoración del aniversario número 40 de la Revolución iraní está siendo aprovechada por las principales autoridades de la República Islámica para intentar subir la moral de la población, especialmente de ese sector popular que históricamente ha sido la fuente de apoyo del sistema, y que se ha visto fuertemente golpeada por la grave crisis económica que afronta el país.

Otros factores sumados a las cargas de la sociedad iraní fue la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de imponer nuevas sanciones contra Irán, además de la la inflación, que se ha disparado en los últimos meses por encima del 50 % en productos de la canasta familiar. El rial llegó a perder un 70% de su valor frente al dólar.

“La enemistad de los poderes arrogantes y de Estados Unidos en contra de esta recientemente surgida Revolución es natural. Por 40 años esta Revolución ha crecido y se ha hecho fuerte”, decía uno de sus últimos trinos el llamado líder supremo, Ali Jamenei, que se declaraba optimista sobre lo que le espera en el futuro a los iraníes. “Mi percepción de los asuntos del país son optimistas. No es que no vea los problemas y las dificultades”, escribió en su cuenta en la red social, en donde añadió que la nación iraní se levanta como un campeón “frente de los enemigos falsos” y sabe lo que busca.

Ese mismo mensaje de optimismo y de fortaleza fue extendido también por el presidente Hassan Rohaní durante el discurso que dirigió a decenas de miles de personas que desfilaron por la avenida Revolución de Teherán para celebrar este aniversario. "No pedimos permiso de nadie para construir ningún tipo de misil y vamos a seguir este camino con todo el poder necesario”, aseguró el presidente que aprovechó la ocasión para ratificar que la República Islámica no cederá ante ninguna presión estadounidense.

“En el régimen pasado (por la monarquía del Shah Mohammad Reza Pahlavi que fue derrocada en 1979) el 5 % de las armas eran producidas en Irán y el 95 % restante eran extranjeras. Hoy el 85 % de nuestro material de defensa es producido por nuestros hombres valientes", dijo el presidente que recordó como el sacrificio de los iraníes logró revertir el avance de las tropas del exdictador iraquí Saddam Hussein que en 1980 atacó a Irán con el apoyo de países occidentales, especialmente de Estados Unidos.

Hasan Rohaní mira con optimismo el futuro tras la revolución

Rohaní destacó que las capacidades de las fuerzas armadas iraníes han sorprendido al mundo, especialmente en los cinco últimos años. “Nosotros ayudamos a esta gente (sirios, yemeníes e iraquíes) a dirigirse hacia su libertad y a decidir por su propio destino”, aseguró Rohani que hablaba sobre uno de los temas que más orgullo despierta entre el sector de la población que desfila en ese tipo de ocasiones.

“Nuestro país es el mejor en Oriente Medio, no solo tiene seguridad sino que también provee seguridad al resto de la región”, aseguraba Amir Mohammad Seyedi, un joven de 18 años que junto con sus amigos cargaba una pancarta con la foto de Zacaria Badr, un pequeño saudita de confesión chiita que fue degollado frente a su madre por un taxista en la ciudad de Medina, Arabia Saudita.

Tanto en los alrededores de la plazoleta Azadi, donde estaba habilitada la tarima desde la que habló Rohani, como a lo largo de los cinco kilómetros por los que se extiende la avenida Revolución, los tradicionales eslóganes de “Muerte a América” o “Muerte a Israel” o “Muerte a Saúd” (fallecido rey de Arabia Saudita), se mezclaban con las canciones que hacen alegoría a la Revolución y a las proezas de las República Islámica, especialmente en su oposición a Estados Unidos.

“Cada paso que demos para acercarnos a Europa y a Estados Unidos terminará por hacernos débiles. Debemos continuar nuestro camino y no dejar que nadie nos dicte qué hacer”, aseguraba Farajollah, una ama de casa de 45 años que iba cubierta con el chador tradicional de las mujeres religiosas en Irán. Esta mujer, que desfilaba en compañía de otro grupo de mujeres aseguraba que el Islam era la solución de todos los problemas del país.

Así se conmemoraron los 40 años de la Revolución Islámica
La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.