Saltar al contenido principal

Las Fuerzas Democráticas Sirias avanzan para eliminar el que sería el último bastión del Estado Islámico en Siria

Foto de archivo en la que se ve a combatientes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) después de arrestar a un hombre herido durante su lucha con el Estado Islámico en la zona norte de Deir al-Zor, Siria, el 24 de septiembre de 2017.
Foto de archivo en la que se ve a combatientes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) después de arrestar a un hombre herido durante su lucha con el Estado Islámico en la zona norte de Deir al-Zor, Siria, el 24 de septiembre de 2017. Rodi Said / Reuters

Las Fuerzas Democráticas de Siria, una alianza armada liderada por milicias kurdas, ya han arrebatado 41 posiciones del Estado Islámico, y luchan contra el "último" bastión del grupo armado al este de Siria.

Anuncios

Apoyadas por Estados Unidos, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) aseguran que ya han capturado 41 posiciones ocupadas por el Estado Islámico y que destruyeron fortificaciones en una fuerte batalla para apoderarse de lo que sería el último enclave del grupo armado al este del país en Baghuz, en la frontera con Irak.

Los combatientes del EI todavía controlan dos poblaciones en la ribera oriental del río Eúfrates, Baguz y Baguz al Fauqani, tras haber perdido a manos de las FDS y del Ejército del presidente sirio Bashar al-Asad, la mayor parte de los territorios que dominaban en el este, noreste y sur de Siria.

"Los choques son feroces, naturalmente, porque el grupo terrorista está defendiendo su último bastión", dijo Mustafa Bali, jefe de la oficina de medios de las FSD a la agencia Reuters. "En este momento se están librando intensos combates dentro del último pueblo", aseguró en Twitter.

Bali anunció que las FDS empezaron a avanzar hacia Baguz, el último pueblo que "se encuentra bajo el control yihadista en Siria". Unos 20.000 civiles ya han sido evacuados de las áreas dominadas por los extremistas. Bali indicó que se estimaba que entre 400 y 600 extremistas estaban escondidos en el enclave.

La coalición liderada por Estados Unidos, comenzó el asalto el pasado 9 de febrero, buscando eliminar los últimos remanentes del "califato" del grupo yihadista en el área de operaciones de las Fuerzas Democráticas Sirias.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien planea sacar a las fuerzas estadounidenses de Siria, dijo el 6 de febrero que esperaba realizar un anuncio formal tan pronto como la coalición reclamara todo el territorio que anteriormente tenía el Estado Islámico.

Cientos de civiles atrapados en medio del conflicto en Siria

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseguró que cientos de familias permanecen encerradas en el reducto controlado por el Estado Islámico y no han podido escapar a hacia los territorios controlados por las FDS.

"Si podemos, en un corto período de tiempo sacar a los civiles restantes o aislarlos, creo que los próximos días serán testigos del fin militar de la organización terrorista en esta área", expresó Bali.

Foto de archivo de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) celebrando el primer aniversario de la liberación de la provincia de Raqqa del Estado Islámico, en Raqqa, Siria, el 27 de octubre de 2018.
Foto de archivo de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) celebrando el primer aniversario de la liberación de la provincia de Raqqa del Estado Islámico, en Raqqa, Siria, el 27 de octubre de 2018. Aboud Hamam / Reuters

Un funcionario de las FDS, Redur Xelil, dijo a la aegncia de noticias Reuters que la fuerza esperaba capturar el área para fines de febrero, pero advirtió que el Estado Islámico continuaría planteando amenazas de seguridad "grandes y serias" incluso después de eso.

El grupo terrorista rediseñó el mapa de Medio Oriente en 2014 cuando declaró un califato en importantes áreas de Siria e Irak. Sin embargo, perdió terreno y la ciudad siria de Raca y la ciudad de Mosul en Irak, sus principales bastiones, en 2017.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.