Saltar al contenido principal
MINISERIE

Los orígenes de San Valentín son italianos (1/7)

Imagen de San Valentín en la fachada de la Basílica de Terni, en Italia.
Imagen de San Valentín en la fachada de la Basílica de Terni, en Italia. France 24

En el mundo, muchos festejan el día de San Valentín, pero pocos saben que los orígenes de esta fiesta se encuentran en Italia. Es una celebración católica que conmemora la figura del santo Valentín, quien vivió en la ciudad de Terni.

ANUNCIOS

En el medio de los montes apeninos, a unos 100 kilómetros de Roma, la ciudad de Terni es el epicentro de la celebración del día de los enamorados en Italia porque fue aquí en donde vivió Valentín, el santo del amor. Y en la basílica de Terni reposan sus restos.

El padre Johnson hace parte de la orden de religiosos que custodian el lugar desde 1606. Él presenta con orgullo las reliquias del Santo Valentín expuestas en medio de la basílica. "Las conservamos preciosamente, contienen restos de los huesos de San Valentín. Aquí vienen turistas del mundo entero a venerarlas", indica.

Persecución durante el Imperio romano

La historia cuenta que San Valentín vivió en Terni durante el tercer siglo después de Cristo. Él celebraba matrimonios entre cristianos y paganos, prohibidas en esa época, ya que durante el Imperio romano el cristianismo no era aceptado y los cristianos eran víctimas de persecuciones. Se estima que San Valentín fue decapitado en el año 273 después de Cristo.

Hoy en día San Valentín se ha convertido en uno de los santos más populares en el mundo. Y en Terni, su recuerdo está más vivo que nunca, como lo confirma el alcalde de la ciudad, Leonardo Latini, quien considera que "San Valentín es la fiesta más importante del año". "Los habitantes de la ciudad están muy ligados a la figura de el santo Valentín, es el santo protector de Terni", explicó.

Las chocolaterías preparan dulces típicos

A pocos días de la fiesta, en los comercios de Terni todo evoca el mensaje del amor. Y las parejas de enamorados invaden las calles deambulando con las manos entrelazadas. Una de ellas no esconde su alegría: "¡Estar aquí es una manera de sublimar nuestro amor!".

Para endulzar esta fiesta muchos acuden a las chocolaterías de la ciudad. Luca Calvani es chocolatero y, mientras prepara corazones de ese dulce de distintos colores, asegura que "se venden muy bien". "El chocolate funciona en esta época porque es un producto dulce, ¡como lo es el amor!".

Cuando cae la noche en Terni, sus calles se iluminan recordando a los habitantes la llegada de la celebración mas romántica del año.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.