Saltar al contenido principal

El jefe del Pentágono llega a Afganistán en medio de las negociaciones de paz con los talibanes

El jefe interino del Pentágono, Patrick Shanahan, en el centro, posa con el ministro de Defensa interino de Afganistán, Asadullah Khalid, (I) y el asesor de seguridad nacional afgano, Hamdullah Mohib, (D) en Kabul, el 11 de febrero de 2019.
El jefe interino del Pentágono, Patrick Shanahan, en el centro, posa con el ministro de Defensa interino de Afganistán, Asadullah Khalid, (I) y el asesor de seguridad nacional afgano, Hamdullah Mohib, (D) en Kabul, el 11 de febrero de 2019. Gmic Afgano / AFP

El secretario interino de Defensa de EE. UU., Pat Shanahan, llegó a Afganistán de sorpresa para reunirse con funcionarios de su país en medio de las negociaciones de paz entre Washington y los talibanes, en la que no participa el Gobierno de Kabul.

ANUNCIOS

En su primera visita al extranjero en sustitución de Jim Mattis, como secretario interino de Defensa, Shanahan se reunió con militares estadounidenses de alto rango e importantes funcionarios afganos, incluido el presidente Ashraf Ghani, cuyo Gobierno ha sido excluido de las conversaciones que Estados Unidos sostiene con los talibanes.

Shanahan seguró que era importante que el Gobierno afgano se incluya en las conversaciones para poner fin a la guerra de 17 años que se libra con este grupo en el país, una participación que los talibanes han rechazado hasta ahora argumentando que el Gobierno es ilegítimo.

"Es importante que el Gobierno afgano participe en las discusiones sobre Afganistán", dijo Shanahan. "Los afganos tienen que decidir cómo se verá en Afganistán en el futuro. No se trata de Estados Unidos, se trata de Afganistán".

El secretario interino de Defensa de Estados Unidos, Patrick Shanahan, llega a Kabul, Afganistán, el 11 de febrero de 2019. Idrees Ali / Reuters

Michael Kugelman, un especialista del sur de Asia en el Centro Woodrow Wilson, indicó a la agencia de noticias Reuters, que la principal prioridad de Shanahan en Kabul "es impresionar al Gobierno en el sentido de que (EE. UU.) hará todo lo que pueda para involucrarlo en esta conversación (con los talibanes)", dijo Kugelman.

De momento, Shanahan explicó que hasta la fecha no ha recibido ninguna dirección por parte del presidente Donald Trump para reducir los casi 14,000 soldados estadounidenses en territorio afgano, pero señaló que su país tiene fuertes intereses en materia de seguridad en la región.

A Kabul le preocupa que una fuerte reducción de las fuerzas estadounidenses pueda llevar al caos en la región. El jefe del Pentágono aseguró, además, que el objetivo de su viaje era obtener una comprensión de la situación en el terreno por parte de los comandantes estadounidenses y afganos para luego informar a Trump sobre sus hallazgos.

Las conversaciones de paz con los talibanes y el retiro de tropas estadounidenses preocupan a Kabul

Los funcionarios estadounidenses han mantenido varias rondas de conversaciones con los talibanes en Catar desde 2018, en lo que se considera uno de los esfuerzos más serios por lograr la paz en el país desde que ese grupo fue derrocado del Gobierno por las fuerzas afganas apoyadas por Washington en 2001. La próxima ronda de conversaciones se realizará el 25 de febrero.

En su discurso del Estado de la Unión ante el Congreso el pasado 6 de febrero, Donald Trump se mostro cauteloso sobre las conversaciones entre Estados Unidos y los talibanes. "No sabemos si lograremos un acuerdo", expresó el mandatario, "pero sí sabemos que después de dos décadas de guerra, ha llegado la hora de al menos intentar la paz".

Pese a las conversaciones, Afganistán y los países vecinos están intranquilos por el efecto de una posible retirada de las fuerzas estadounidenses en la región. Un funcionario afgano, hablando bajo condición de anonimato, dijo a Reuters que incluso la sugerencia de que las tropas de Estados Unidos se vayan es peligrosa.

El jefe de la oficina política de los talibanes, Sher Mohammad Abbas Stanakzai, habla en una conferencia organizada por la diáspora afgana en Moscú, Rusia, el 5 de febrero de 2019. Maxim Shemetov / Reuters

Shanahan explicó que una retirada de aproximadamente la mitad de las tropas estadounidenses no era algo que estuviera en el centro del debate de momento: "la presencia que queremos en Afganistán es lo que asegura nuestra defensa nacional y apoya la estabilidad regional", dijo.

El presidente Donald Trump, sin embargo, anunció recientemente un plan para retirar la mitad del contingente que su país mantiene en Afganistán, unos 7.000 efectivos de los 14.000 desplegados. La mayor parte de estos efectivos están integrados en la misión de entrenamiento de las tropas afganas realizada por la OTAN.

El Gobierno afgano controla alrededor de un 55 % del territorio de Afganistán y los talibanes dominan en torno al 11 %, mientras que el resto del territorio está en disputa, según datos del inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR), del Congreso de Estados Unidos.

Con EFE, Reuters y medios internacionales

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.