Saltar al contenido principal

Rusia: La Duma debate sobre una ley para desconectar al país de la red mundial de internet

Imagen de archivo. Infografía de personas conectadas a internet sobre una pantalla en código binario con los colores de la bandera rusa. 29 de octubre de 2014.
Imagen de archivo. Infografía de personas conectadas a internet sobre una pantalla en código binario con los colores de la bandera rusa. 29 de octubre de 2014. Dado Ruvic / Reuters

Los diputados estudian un proyecto de ley para garantizar la estabilidad del funcionamiento del segmento ruso de internet y su posible desconexión de la red mundial en caso de crisis o ataques cibernéticos contra el país.

Anuncios

El Gobierno ruso, liderado por el presidente Vladímir Putin, respalda por completo la iniciativa que ha generado todo tipo de críticas y comentarios por parte de los usuarios, sectores políticos y las compañías que ofrecen los servicios de internet, debido a que supondría una millonaria inversión.

De acuerdo con los autores, de aprobarse el proyecto crearían la posibilidad de "minimizar el flujo al extranjero de datos que intercambian los usuarios rusos" o incluso desconectar a la federación por completo de la red mundial de internet, pero estos mantendrían la posibilidad de seguir comunicados dentro de las fronteras rusas a través de una red nacional llamada Runet.

Según los diputados, en caso de una amenaza los operadores estarían obligados a garantizar la "gestión centralizada del tráfico", es decir, su control por el Estado y mantener el servicio de comunicación interna dentro del país.

La medida podría llevar a un colapso de las redes en todo el territorio ruso

La iniciativa prevé la creación de una infraestructura que garantice el funcionamiento del segmento ruso de internet, es decir, que el servicio sea mantenido dentro del territorio de la federación, pero sin tener acceso a los servicios y páginas web en el exterior, esto en caso de que los operadores rusos no puedan conectarse con los servidores raíz del servicio de internet en el extranjero.

El senador Andreí Klishas, uno de los políticos que impulsa el proyecto de ley, afirma que todavía no es posible precisar una lista exhaustiva de las amenazas cibernéticas a las que podría estar expuesta Rusia al desconectarse de la red mundial de internet.

"La relación de estas amenazas puede conformarse mediante un test que llevarían a cabo órganos del Estado, operadores de comunicaciones y los propietarios de las redes tecnológicas", dijo el senador en sus declaraciones a los medios de comunicación.

El presidente de la Unión de Empresarios e Industriales de Rusia (UEIR), Alexander Shoshin, ha advertido que la medida podría llevar a un colapso de las redes de comunicación en todo el territorio ruso,

Shoshin también añadió que el funcionamiento del sistema de internet en el país en caso de una desconexión de la red mundial ya está garantizado, dado que Rusia cuenta con once servidores raíz.

Prueba inicial del sistema Runet

Si bien el Gobierno no ha especificado una fecha exacta para realizar una prueba a escala nacional de la desconexión de la red mundial de internet, esta debe tener lugar antes del 1 de abril, fecha límite especificada por la ley, tal y como fue aprobado en una sesión parlamentaria a finales del mes de enero.

Para realizar esta prueba, las autoridades del Kremlin han realizado copias locales de la DNS, un sistema de copias de seguridad que fue probado por primera vez en el año 2014 y que fue nuevamente testeado en 2018.

Este sistema será uno de los puntos base para configurar la Runet con las direcciones de red adecuadas cuando los diferentes proveedores de servicios de Internet se desconecten del servicio de la red global y dejen al país sin tener acceso a páginas web extranjeras.

Según confirman varios medios rusos, el Gobierno de Vladímir Putin trabaja en el proyecto desde hace años en un plan estratégico que esperan permita en el 2020 que el 95% de tráfico de internet en Rusia sea realizado de manera local.

Con EFE y Reuters.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.