Saltar al contenido principal

Haití: protestas antigubernamentales dejan al menos nueve personas muertas

Manifestantes huyen cuando la policía haitiana abre fuego, en el centro de la capital, Puerto Príncipe, el 13 de febrero de 2019, en medio de las protestas contra el presidente Jovenel Moise y el uso indebido del fondo Petrocaribe.
Manifestantes huyen cuando la policía haitiana abre fuego, en el centro de la capital, Puerto Príncipe, el 13 de febrero de 2019, en medio de las protestas contra el presidente Jovenel Moise y el uso indebido del fondo Petrocaribe. Héctor Retamal/ AFP

Este 14 de febrero se registraron nuevos choques violentos entre la fuerza pública y cientos de manifestantes que exigen la salida del presidente Jovenel Moise. Lo acusan de presunta corrupción y agravar la crisis económica.

ANUNCIOS

Las calles de las principales ciudades de Haití permanecen bloqueadas y las actividades están paralizadas. Al menos 9 personas han muerto desde que comenzaron las protestas contra el mandatario Jovenel Moise, el pasado 7 de febrero.

Una de las víctimas más recientes falleció a pocos metros del Palacio presidencial, en Puerto Príncipe. “La gente está en camino al palacio nacional para que el presidente pueda ver que el pueblo lo ha revocado y nos quedaremos frente al palacio para demostrarle que su mandato ha terminado”, aseguró Youri Latourte, senador haitiano y uno de los opositores que convoca a las movilizaciones.

Los manifestantes lanzaron piedras y quemaron vehículos, mientras la policía respondió con disparos y gases lacrimógenos. Además, se registraron saqueos en distintas tiendas de la capital.

"Es un levantamiento popular: los haitianos ocupan las calles, por lo que está claro que Jovenel (Moise, el presidente) no tiene más remedio que renunciar", dijo uno de los manifestantes, luego de marchar en Puerto Príncipe.

¿Por qué comenzaron las protestas en Haití?

Manifestantes participan en una protesta antigubernamental en Puerto Príncipe, Haití,el 12 de febrero de 2019. Jeanty Junior Augustin/Reuters

La ira popular se materializa alrededor de la figura de Jovenel Moise, quien está en el poder desde hace dos años. Miles de ciudadanos lo señalan de no haber cumplido sus promesas y de contribuir al empeoramiento de la pobreza.

La situación económica en el país se agravó en los últimos meses, debido a una fuerte depreciación del gourde, la moneda local, y una inflación en alza.

"Un gobierno que no puede dar comida y agua a su gente debe renunciar, pero también es necesario que la burguesía decida no monopolizar toda la riqueza porque somos más numerosos del lado de los distritos populares", dijo uno de los activistas que exigen la renuncia del jefe de estado.

Los opositores y miles de ciudadanos también acusan a Moise de corrupción y de malversar fondos de Petrocaribe, un programa petrolero patrocinado por Venezuela.

Haití se beneficia de la iniciativa del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, que permitió a numerosos países de América Latina y el Caribe adquirir petróleo en condiciones favorables. Pero en territorio haitiano es considerada una fuente de despilfarro.

El pasado 5 de febrero el primer ministro, Jean Henry Ceant, anunció acciones judiciales contra los presuntos involucrados en la malversación de recursos, después de que una auditoría mostrara que se cometieron irregularidades al menos entre los años 2008 y 2016.

Se calcula que alrededor 3.800 millones de dólares, que iban destinados a infraestructuras y transporte, nunca cumplieron su destino final.

Al mismo tiempo la nación vive una crisis de electricidad producto de la escasez de gasolina.

El presidente aún guarda silencio sobre los pedidos para que renuncie. Está previsto que las protestas se intensifiquen en los próximos días en medio del llamado de líderes de la oposición a que no se detengan hasta que el mandatario dimita.

Con AFP, Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.