Saltar al contenido principal

Colombia: alerta amarilla por contaminación del aire en la capital

Ciudadano movilizándose en bicicleta en Bogotá, Colombia, durante el desarrollo de la jornada sin automóviles realizada el siete de febrero de 2019.
Ciudadano movilizándose en bicicleta en Bogotá, Colombia, durante el desarrollo de la jornada sin automóviles realizada el siete de febrero de 2019. Diana Sanchez / AFP

Las autoridades de Bogotá, la capital colombiana, declararon la alerta amarilla por contaminación del aire en la ciudad tras considerarla riesgosa para la salud de los habitantes.

Anuncios

Bogotá está en alerta amarilla. Luego de que las autoridades de la capital colombiana declararan este nivel de emergencia, motivado por el riesgo que representan los elevados índices de contaminación del aire en la ciudad, fueron establecidas medidas temporales para el uso de vehículos hasta tanto la polución mengue su impacto.

Y es que, de acuerdo con las cifras entregadas por la Secretaría de Ambiente, el sector automotor es uno de los que más partículas contaminantes le aporta a la atmósfera, más aún si se trata del funcionamiento de los esquemas de transporte de carga, los cuales generan un 43% de estas moléculas.

Las estadísticas de los organismos responsables son claras, contrario al aire de varias zonas en las que la acumulación de humo ha obligado a los moradores a utilizar elementos como tapa bocas para proteger sus vías respiratorias. Mientras que los servicios de transporte colectivo convencional representan un 13% de la huella negra por emisión de gases, el transporte especial y las motocicletas dejan un 10% y 9%, respectivamente.

Raúl Buitrago, el alcalde encargado, explicó que dicha contaminación representa un “riesgo potencial” en materia de salud para los más de ocho habitantes que residen en las 20 localidades que integran la ciudad y, principalmente, en puntos como Bosa, Tunjuelito y Kennedy, en donde la alerta decretada es todavía más elevada, es de categoría naranja.

Se estima que los mayores contaminantes por la emisión de monóxido de carbono son las motocicletas y los que más liberan monóxido de nitrógeno son los automóviles particulares, pero la densa bruma que nubla algunos sectores no solo se debe al impacto de ellos, sino también al funcionamiento de empresas y talleres que no cumplen con la reglamentación ambiental de disposición de humo y gases, tales como los dedicados a la industria ilegal de la fundición de metales en áreas como Soacha.

En las últimas horas, fueron cerradas ocho fábricas por operar con hornos y calderas con aceites usados y contar con chimeneas y ductos que no cumplían con las medidas mínimas de altura para garantizar la dispersión del particular de manera responsable.

A las irregularidades de los negocios que fueron cerrados por delegados ambientales y a la incidencia del monóxido de las emisiones vehiculares se suman los movimientos “atípicos” de las corrientes de aire por esta temporada azotan la ciudad, los cuales –según la Alcaldía- son las secuelas meteorológicas del verano y de la circulación de los vientos alisios provenientes del oriente.

A pocos kilómetros de la capital, en el municipio de Quetame, el registro de un incendio forestal y las constantes quemas ilegales agravan la situación, por lo que los expertos recomiendan la atención de precauciones como no realizar actividad física al aire libre para los casos de embarazadas, niños y adultos mayores.

No es la primera vez que este tipo de alerta es emitida en Bogotá, pues en el año 2017 fue una de las ciudades de Colombia calificadas con el índice de “peor calidad de aire” junto con Medellín, y en 2018, las autoridades hicieron una declaratoria idéntica por la misma causa.

Con EFE, AFP y medios locales

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.