Saltar al contenido principal

El Vaticano expulsa al excardenal Theodore McCarrick del sacerdocio

Foto de archivo del excardenal, Theodore Edgar McCarrick, durante una entrevista con Reuters en el North American College en el Vaticano el 14 de febrero de 2013.
Foto de archivo del excardenal, Theodore Edgar McCarrick, durante una entrevista con Reuters en el North American College en el Vaticano el 14 de febrero de 2013. Alessandro Bianchi / Reuters

La Santa Sede concluyó que el expurpurado es culpable de las acusaciones de abuso sexual en su contra que se remontan a más de 50 años atrás, y aseguró que esta decisión no podrá ser apelada.

ANUNCIOS

El ex cardenal estadounidense y arzobispo emérito de Washington, Theodore McCarrick, se convirtió en el cura de más alto rango de la Iglesia católica en ser expulsado.

La decisión del Vaticano corresponde a la investigación que ordenó el papa Francisco en su contra, tras las acusaciones de abuso sexual que se remontan a más de 50 años, y por las que el religioso se convirtió en julio pasado, en el primer prelado católico en casi de 100 años en abandonar su cargo. Para entonces, el sumo pontífice lo envió a un internado en el estado estadounidense de Kansas, para una vida de oración y penitencia.

En el último comunicado emitido por la Santa Sede al respecto, se lee que la Congregación para la Doctrina de la Fe –un órgano colegiado del Vaticano– considera que McCarrick es culpable del abuso a menores y adultos, con el agravante de abuso de poder. "El Santo Padre ha reconocido la naturaleza definitiva de esta decisión, según norma la ley, la cual hace del caso res iudicata, es decir, no sujeta a posterior recurso" señala el documento.

Lo anterior significa que el religioso no podrá impugnar la decisión como ya lo había intentado en otra ocasión. A partir de ahora no le será permitido vestirse como un sacerdote ni celebrar los sacramentos, además, se le ordena la suspensión de cualquier tipo de sueldo.

Theodore McCarrick empezó su carrera como sacerdote en la década de 1950 en la Archidiócesis de Nueva York, y pasó por distintos cargos hasta ser nombrado como arzobispo de Washington en el año 2000. En 2001 fue proclamado cardenal por el papa Juan Pablo II.

"Esta es una señal de que no estamos por encima de la ley": arzobispo Charles Scicluna

La expulsión del expurpurado se produce en un momento agudo al interior de la Iglesia católica tras el estallido de nuevas y múltiples denuncias de abuso sexual en países como Chile, Estados Unidos, Francia y Australia. Casos que han generado críticas a la institución acusada de actuar de manera negligente mediante el traslado de parroquia en parroquia a los sacerdotes implicados en este tipo de escándalos, en lugar de expulsarlos o denunciarlos.

Para Charles Scicluna, uno de los investigadores más respetados de la Santa Sede, y quien durante 2018 fue enviado a Chile por el papa Francisco para escuchar a las víctimas de abusos, señaló que un despido de esta magnitud, es una señal importante de que "los obispos no están por encima de la ley". Alessandro Gissoti, portavoz del Vaticano añadió que "ya no se puede tolerar el encubrimiento de estos casos" y que tampoco se les puede dar un tratamiento diferente a los clérigos.

La próxima semana la Santa Sede acogerá una reunión con líderes de la iglesia católica del todo el mundo para abordar el caso de los abusos sexuales. El encuentro se llevará a cabo del 21 al 24 de febrero.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.