Saltar al contenido principal

Heather Nauert declinó la nominación como próxima embajadora de EE. UU. ante la ONU

La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, habla durante una reunión informativa en el Departamento de Estado en Washington D. C., EE. UU., el 30 de noviembre de 2017.
La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, habla durante una reunión informativa en el Departamento de Estado en Washington D. C., EE. UU., el 30 de noviembre de 2017. Mandel Ngan / AFP

Ha sido la candidata del presidente Donald Trump para este puesto, después de que Nikki Haley lo abandonara sorpresivamente a fines de 2018. Nauert justificó el retiro primando el interés de su familia.

Anuncios

El Departamento de Estado anunció este 16 de febrero que su portavoz, la también periodista Heather Nauert, no será candidata al puesto de embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas.

Tras la renuncia de la anterior embajadora Nikki Haley, en octubre del año pasado, Nauert había sido declarada en diciembre como la próxima nominada del presidente Donald Trump para este puesto. Sin embargo, las razones de la funcionaria para hacer esta declinación son estrictamente familiares. O eso es lo que ha dicho por ahora.

“Los últimos dos meses han sido agotadores para mi familia y, por lo tanto, es en el mejor interés que retire mi nombre de la consideración”, argumentó Heather Nauert mediante un comunicado del Departamento. Solo la agencia Reuters amplió, basándose en The Washington Post, que actualmente el marido y los hijos viven en Nueva York, mientras Nauert trabaja en Washington.

¿Poca experiencia para ser embajadora?

Nauert, quien agradeció la confianza republicana como “uno de los mayores honores”, pronunció su retiro antes incluso de que la Casa Blanca la presentara oficialmente ante el Senado, que se encarga de aprobar estas nominaciones. No obstante, los demócratas llevaban semanas criticando su falta de experiencia diplomática y en política exterior, frente a embajadores de otros países con derecho a veto, que tienen años de trabajo.

“Claramente no está cualificada para este trabajo. Pero hoy en día parece más importante estar presente en la pantalla de televisión de Donald Trump”, había denunciado en diciembre el senador demócrata Chris Murphy.

En este panorama, Nauert, de 48 años, seguirá siendo vocera del Departamento de Estado, cargo que asumió en abril de 2017, pocos meses después de que llegara la Administración Trump, que también la nombró por unos meses subsecretaria interina para la Diplomacia Pública y Asuntos Públicos del país, durante el año 2018. Aunque por encima de todo se la conoce por su carrera periodística, como presentadora de la cadena conservadora Fox News.

Un nuevo cargo vacío para Trump

El secretario de Estado, Mike Pompeo, aseguró respetar la decisión de Nauert, luego de desempeñar sus funciones “con una excelencia sin igual”: “Le deseo (a Heather) nada más que lo mejor en todos sus esfuerzos futuros y sé que seguirá siendo una gran representante de esta nación en cualquier rol que encuentre”.

Ahora solo falta que la Casa Blanca informe “pronto”, como concretó el Departamento de Estado, sobre quién podría ocupar este cargo tan importante en la ONU.

De nuevo Reuters se basa en una fuente para presentar un posible nombre: Richard Grenell. De acuerdo con la agencia, el actual embajador estadounidense en Alemania podría ser uno de los sustitutos, ya que durante bastante tiempo fue vocero ante el organismo internacional.

Sea como sea, esta renuncia antes de tiempo vuelve a ser un extraño golpe en la cadena de renuncias de políticos del entorno del presidente. La anterior embajadora ante la ONU, Nikki Haley, también apuntó, según Trump, a “un descanso”; mientras que la propia Haley dijo que “no hay una razón personal”, sino que “es muy importante que los funcionarios de Gobierno entiendan cuándo es el momento de dar un paso al costado”.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.