Saltar al contenido principal

Las medidas del Gobierno de Haití para contrarrestar las violentas protestas

Un manifestante pasa junto a una barricada en llamas durante protestas antigubernamentales en Puerto Príncipe, Haití, el 15 de febrero de 2019.
Un manifestante pasa junto a una barricada en llamas durante protestas antigubernamentales en Puerto Príncipe, Haití, el 15 de febrero de 2019. Iván Alvarado / Reuters

Reducción en los precios de los alimentos y un aumento al salario mínimo son algunas de las medidas anunciadas para frenar las violentas manifestaciones que han dejado al menos nueve personas muertas.

ANUNCIOS

Tal como lo había anunciado el presidente de Haití, el Primer Ministro, Jean-Henry Céant, dio a conocer las decisiones que se tomaron desde el gobierno para rebajar la tensión política en el país que se ha traducido en violentas manifestaciones durante las cuales nueve personas han perdido la vida.

Estas medidas, que pretenden luchar contra la crisis económica, contemplan la reducción de los precios de los alimentos y gastos de la administración pública, así como la discusión de un aumento al salario mínimo.

Durante su discurso, el mandatario reconoció que la corrupción es uno de los mayores problemas que enfrenta el país, por lo que prometió que determinará el destino de los fondos Petrocaribe, el programa mediante el cual Venezuela les suministra petróleo a precios subsidiados. "Necesitamos dar ejemplo con las personas que robaron el dinero", añadió, anunciando que se ampliará la investigación sobre las presuntas irregularidades que se cometieron con los recursos de esta alianza: el desvío de al menos 2.000 millones de dólares, de acuerdo con un informe del Tribunal de Cuentas, lo que desató la ira de los haitianos.

La publicación del documento, indicó que una empresa que dirigía el presidente, Jovenel Moise, antes de llegar a la presidencia, se habría beneficiado con fondos para construir una carretera para la que nunca se firmó contrato. Es por esta razón que las manifestaciones exigían su renuncia.

Céant lamentó de pérdida de vidas que se han generado desde el pasado 7 de febrero cuando se iniciaron las protestas que generaron bloqueos en carreteras impidiendo el abastecimiento de comida o combustible, algo que según dijo, podría conducir a una crisis humanitaria.

Este escenario se vive en medio de una dura situación económica agravada por la caída del gourde, la moneda oficial de la isla, además de fallos en el suministro de electricidad derivados de la escasez de combustibles.

Con EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.