Saltar al contenido principal

Irán reclama a Europa hacer frente a EE. UU. y defender el acuerdo nuclear

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, habla durante la conferencia anual de seguridad de Múnich en Alemania, el 17 de febrero de 2019.
El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, habla durante la conferencia anual de seguridad de Múnich en Alemania, el 17 de febrero de 2019. Andreas Gebert / Reuters

En el último día de la Conferencia de Seguridad de Múnich, el ministro iraní de Exteriores pidió a los países europeos “mojarse” y proteger el acuerdo sobre armas nucleares, mientras EE. UU. busca aislar a Teherán.

Anuncios

Y al tercer y último día de debate sobre seguridad en Múnich, le tocó a Irán salir a la palestra. El principal mensaje de la República Islámica fue claro: los países europeos “tienen que mojarse, si quieren nadar contra el unilateralismo de Estados Unidos”. Lo que en entrelíneas fue pedir a Europa proteger el acuerdo sobre armas nucleares de 2015 y desoír las presiones de la Administración estadounidense, que busca sacar a Europa del pacto.

En concreto, el ministro iraní de Exteriores, Mohammad Javad Zarif, arremetió contra la demanda de Washington de aislar a su país económica y diplomáticamente, y la calificó de “arrogante” y guiada por el “odio”, además de argumentar que esconde un beneficio estratégico en Medio Oriente.

“Creo que Estados Unidos no está haciendo otra cosa que buscar un cambio de Gobierno (en Irán)”, afirmó Zarif, quien tampoco dudó en hacer reclamos a Francia, Reino Unido, Alemania y la Unión Europea en general.

El ministro iraní de Exteriores, Mohammad Javad Zarif, habla durante la reunión anual de Múnich, conocida como la Conferencia de Seguridad de Múnich, en Alemania, el 17 de febrero de 2019.
El ministro iraní de Exteriores, Mohammad Javad Zarif, habla durante la reunión anual de Múnich, conocida como la Conferencia de Seguridad de Múnich, en Alemania, el 17 de febrero de 2019. Andreas Gebert / Reuters

Y es que por más que el portavoz iraní “aprecia” el “gran esfuerzo” del grupo europeo, también declaró que el continente “no está preparado para la inversión, para pagar el precio” político y económico que conlleva estar en el acuerdo nuclear sellado en Viena.

Sobre todo, en lo que respecta al Instrumento de Apoyo a los Intercambios Comerciales, conocido como INSTEX, que es una vía comercial que busca esquivar eventuales sanciones estadounidenses. Solo que para Irán no es suficiente, ya que por ahora se limita a sectores médicos, farmacéuticos y agroalimentarios, y eso no le da todos los beneficios que querría, ni cubre todos los productos. “El mecanismo INSTEX no cubre los compromisos del grupo europeo para salvar el acuerdo nuclear iraní”, dijo Zarif.

Un acuerdo que sufrió la salida de Estados Unidos en 2018, algo que para Irán fue “ilegal e unilateral”, “una fijación insana” y una “obsesión patológica del país con Irán”, que se remonta a la revolución islámica del año 79, sentenció el ministro de Exteriores.

Israel “busca una guerra” y “el riesgo es grande”

Estados Unidos no fue el único punto de la agenda iraní, marcada también por las guerras en Siria y Yemen, el vacío regional sobre Catar, y el conflicto entre israelíes y palestinos, que consideró como la llave que abriría parte de las soluciones en Medio Oriente.

En ese sentido, Mohammad Javad Zarif acusó a Israel de estar al nivel de su socio estadounidense, y de buscar un choque en la región: “Algunas personas, Israel, están buscando la guerra (…) El riesgo (de una guerra) es grande. El riesgo será aún mayor si (Israel) continúa haciendo la vista gorda ante violaciones graves del derecho internacional”, en alusión a los bombardeos que lanzó el gobierno israelí desde Siria hasta posiciones iraníes.

Sin embargo, ese es el mismo cruce de acusaciones que le hace Israel, que considera a Teherán como el principal desestabilizador de la región. “Debemos negar el armamento nuclear a Irán y bloquear su atrincheramiento militar en Siria”, afirmó el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, este 17 de febrero.

Precisamente, este fue el sentimiento que quedó en la última jornada de la Conferencia sobre Seguridad en Medio Oriente: hay un pesimismo y un bloqueo entre todos los actores internos y externos, que dedican sus discursos a criticar al rival. “Este es un foro que habla de los problemas. Es hora de que empiece a hablar de las soluciones”, requirió el ministro libanés de Defensa, Elias Bou Saab.

Con EFE, AFP y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.