Saltar al contenido principal

Nicaragua: Gobierno de Daniel Ortega inicia contactos para la reanudación del diálogo

Foto de archivo de una manifestante ondeando la bandera de Nicaragua durante una protesta en San José, Costa Rica el 20 de enero de 2019.
Foto de archivo de una manifestante ondeando la bandera de Nicaragua durante una protesta en San José, Costa Rica el 20 de enero de 2019. Juan Carlos Ulate / Reuters

Representantes del presidente Daniel Ortega y de empresarios del sector privado se reunieron y confirmaron la necesidad de empezar una negociación.

ANUNCIOS

A través de un comunicado conjunto, el Gobierno de Nicaragua y la Arquidiócesis de Managua anunciaron que tanto representaciones del presidente Daniel Ortega, como de empresarios del sector privado llevaron a cabo un encuentro en el que se confirmó "la necesidad de un entendimiento para empezar una negociación".

Sin embargo, en el documento no se identifican nombres concretos a excepción de los invitados por ambas partes a esta reunión. Uno de ellos fue el Cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y quien ha sido un fuerte crítico de la represión del gobierno en contra de la ciudadanía desde que estallaron las protestas en abril de 2018.

Este encuentro se produce luego de que la Organización de los Estados Americanos (OEA) diera a conocer que envió una delegación a Managua para mantener conversaciones exploratorias con el gobierno, y en la que se planteó, entre otros temas, la liberación de presos políticos a lo que el Ejecutivo respondió que las personas detenidas han sido objeto del debido proceso. También se informó que Ortega se comprometió a realizar cambios en el sistema electoral, sin aceptar que se adelanten, como se ha pedido a lo largo de las manifestaciones, las elecciones que están programas para 2021.

Informe desde Managua: reinicio del diálogo en Nicaragua

Los primeros contactos desde 2018 para lograr un diálogo continuo

La primera sesión de la Mesa de Diálogo Nacional tuvo lugar el 16 de mayo, pero la Conferencia Episcopal decidió suspenderla el día 23 del mismo mes, argumentando una "falta de consenso" en una agenda que incluía el adelanto de elecciones.

Una segunda oportunidad se presentó el 15 de junio con la reanudación de diálogo, y para entonces el Gobierno de Nicaragua aceptó invitar a observadores internacionales de derechos humanos para investigar las muertes que se habían producido hasta entonces, así como la creación de una Comisión de Verificación y Seguridad. Sin embargo, tres días después se suspendió nuevamente hasta que se concretara a llegada de estos organismos.

El 25 de junio se reanudó nuevamente sin ningún tipo de avance y empezó a deteriorarse debido a las acusaciones del presidente Daniel Ortega contra los obispos, quienes han servido de mediadores, a quienes tildó de golpistas y señaló de usar los templos para guardar armas.

Otro evento que debilitó la esperanza de diálogo fue la expulsión de la misión de derechos humanos de la ONU, luego de que emitiera un informe sobre la represión en el país. El mandatario aseguró que se trataba de una extralimitación de sus funciones.

Hasta el momento, Ortega, quien lleva doce años en el poder, sigue negando los señalamientos de abuso de autoridad y cualquier responsabilidad en la crisis que vive el Nicaragua.

Con EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.