Saltar al contenido principal

EE. UU. pide aislar a Irán, uno de los temas de la Conferencia de Seguridad de Múnich

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg (izq.) y el vicepresidente EE. UU., Mike Pence (der.) durante la Conferencia de Seguridad de Múnich, Alemania. 16 de febrero de 2019.
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg (izq.) y el vicepresidente EE. UU., Mike Pence (der.) durante la Conferencia de Seguridad de Múnich, Alemania. 16 de febrero de 2019. Michael Dalder / Reuters

Durante tres días, jefes de Estado y de gobierno y expertos en política exterior y defensa debatieron en torno a los temas en materia de seguridad que más afectan al mundo hoy en día.

Anuncios

La ciudad de Múnich, al sur de Alemania, fue durante tres días el punto de encuentro de jefes de Estado y de Gobierno, ministros de Exteriores y Defensa y cerca de 600 expertos en políticas de seguridad.

El multilateralismo, el pacto nuclear con Irán, la tensión entre Estados Unidos y Rusia, el rol de Europa y  las crisis en Medio Oriente y Venezuela fueron algunos de los temas centrales del encuentro.

La hegemonía iraní en Siria, la gran preocupación de EE. UU. y la UE

Estados Unidos y Alemania tienen sus diferencias respecto a Irán. Los aliados del presidente estadounidense, Donald Trump, quedaron sorprendidos cuando anunció en diciembre de 2018 el retiro de las tropas de su país instaladas en Siria.

Para la canciller Ángela Merkel, esta no fue una buena idea. Durante la Conferencia en Múnich, Merkel se preguntó si la retirada de los soldados estadounidenses reforzará aún más la capacidad de influencia de Rusia e Irán en el país árabe.

Para el ministro de Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, la política del país norteamericano en Siria es todo "un misterio", pues, existe el riesgo de que retirando las tropas el terreno le quede libre a los iraníes.

Sin embargo, Estados Unidos asegura que seguirá presente en Siria, y no duda en que Irán es un "gran peligro", como dijo Pence esta semana. El vicepresidente le reprochó a la nación persa de estar preparando "un nuevo Holocausto", con sus ambiciones regionales como escenario.

Durante la cita en el sur de Alemania, Pence le pidió a la UE que deje de socavar las sanciones contra Irán y le pidió a los Estados miembros que se unán a Estados Unidos para aislar a Irán económica y diplomáticamente y también para que se retiren del pacto nuclear con Irán.

La petición de Pence no tardó en replicarse en Teherán. El presidente Hasan Rohani no se quedó callado y en una intervención en la televisión pública dijo que no se rendirá ante la presión estadounidense e israelí.

En Múnich, el ministro persa de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, criticó a Pence por instar a Europa a seguir sus pasos y abandonar el acuerdo nuclear iraní.

Según la agencia EFE y en palabras de Zarif, la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear fue "ilegal y unilateral" y estuvo guiada por una "obsesión patológica" de este país con Irán que se remonta a la revolución islámica de 1979.

Rusia, Estados Unidos y el Tratado INF

La foto de Ronald Reagan y Mijaíl Gorbachov firmando el Tratado INF (Intermediate-Range Nuclear Forces en inglés) en 1987 dio tranquilidad al mundo.

Cuando el fin de la Guerra Fría se acercaba, el expresidente de Estados Unidos y el secretario general del partido comunista de la URSS se comprometieron a eliminar los misiles de alcance corto y medio, con un radio de 500 a 5.500 kilómetros (los llamados Euromisiles).

El pacto duró todos estos años, sin embargo, Washington acusó a Moscú de romper el acuerdo al haber desplegado misiles de crucero durante la presidencia de Barack Obama.

Por su parte, Rusia acusó a la OTAN de haber desplegado un lanzamisiles terrrestre a Europa, apuntando a Rusia.

Como ambas partes defienden su postura, ambas decidieron abandonar el tratado. Sin embargo, en Múnich, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, sostuvo una posición abierta al diálogo: "el presidente Vladimir Putin declaró en repetidas ocasiones que estamos listos para comenzar las negociaciones sobre la extensión del tratado, el cual vence en 2021. Hemos propuesto a Estados Unidos comenzar las discusiones".

La OTAN busca opciones ante las violaciones del Tratado INF

El secretario general de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), el noruego Jens Stoltenberg, se reunió con el vicepresidente de Estados Unidos durante la Conferencia.

Ante el posible fin del Tratado INF entre Estados Unidos y Rusia, Stoltenberg aseguró que la OTAN ya empezó a tomar medidas y actualmente estudia varios opciones para lidiar con las violaciones por parte de Rusia.

Varios expertos predicen que la invalidación del INF será un duro golpe para Europa, ya que podría desencadenar una nueva carrera armamentista entre Washington y Moscú.

El experto alemán en asuntos internacionales, Matthias Dembinski, dice que el primer golpe sería político, pues, Rusia también es una nación europea y estarían peleando con el vecino: "las relaciones se deteriorarían y también sufriríamos en términos de seguridad", afirmó.

Ante la amenaza rusa, Europa se mostró dispuesta a mejorar su seguridad, avanzando en su integración militar, a pesar de la pérdida en defensa que supone la salida del Reino Unido de la UE.

Por su parte, Stoltenberg apoya la iniciativa europea, pero, dejó claro que "esto no puede sustituir a la OTAN" ni se debe presentar como "una alternativa a los lazos transatlánticos".

Estados Unidos apoya a Guaidó

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, pidió a la Unión Europea que reconozca a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela.

"Todos nosotros debemos apoyar al pueblo venezolano hasta que la libertad y la democracia sean restauradas. Hacemos un llamado a la Unión Europea (UE) para que haga su trabajo en nombre de la libertad y reconozca a Juan Guaidó como el único presidente legítimo de Venezuela", dijo Pence.

La respuesta a la intervención del vicepresidente estuvo a cargo del ministro de Exteriores de España, Josep Borrell, quien insistió en que el bloque europeo "no tiene el poder para reconocer o dejar de reconocer a nadie". Borrell aseguró que su país, así como muchos de la UE, se han guiado por lo que indica la Constitución del país suramericano. “Lo reconocemos como presidente, pero ad interim. Eso es lo que manda la Constitución venezolana. No podemos hacer otra cosa”, afirmó.

Con AFP, Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.