Saltar al contenido principal

Siete parlamentarios renunciaron al Partido Laborista por el Brexit y antisemitismo

Los legisladores Ann Coffey, Angela Smith, Chris Leslie, Mike Gapes, Luciana Berger, Gavin Shuker y Chuka Umunna posan tras anunciar su salida del Partido Laborista en Londres, el 18 de febrero de 2019.
Los legisladores Ann Coffey, Angela Smith, Chris Leslie, Mike Gapes, Luciana Berger, Gavin Shuker y Chuka Umunna posan tras anunciar su salida del Partido Laborista en Londres, el 18 de febrero de 2019. Simon Dawson / Reuters

Los legisladores se retiraron del principal partido opositor británico, liderado por Jeremy Corbyn, argumentando que la formación ha virado hacia posiciones de "izquierda dura" y falló en contener los discursos contra los judíos.

ANUNCIOS

Siete legisladores renunciaron este 18 de febrero al Partido Laborista en rechazo al rumbo que ha tomado la formación bajo el liderazgo de Jeremy Corbyn con respecto al Brexit y aludiendo la escasa lucha contra el antisemitismo desde la conducción del mayor partido de oposición británico.

En una rueda de prensa, Luciana Berger, Chuka Umunna, Mike Gapes, Ann Coffey, Angela Smith, Chris Leslie y Gavin Shuker expusieron individualmente sus motivos y anunciaron que mantendrán sus escaños en la Cámara de los Comunes bajo un bloque independiente, a la vez que animaron a integrantes de otros partidos a sumarse a su iniciativa.

Esos siete legisladores, que forman parte de la línea centrista del partido, acusaron al socialista Corbyn de impulsar un estilo de liderazgo inclinado hacia posturas de “izquierda dura”.

"Hoy he renunciado al Partido Laborista. Por eso, mi mensaje a mis electores en Nottingham East. Cambia la política", dijo uno de ellos, Chris Leslie, en su cuenta de Twitter:

En concreto, acusan a Corbyn de trazar una débil oposición a los planes de la primera ministra conservadora Theresa May para la salida de Reino Unido de la Unión Europea y de no erradicar una vena antisemita en el seno de su partido.

Los legisladores salientes son partidarios de convocar a un segundo referendo sobre el Brexit, mientras que Corbyn, líder de izquierda e histórico crítico de la Unión Europea, ha insistido en impulsar una nueva elección general o seguir su plan para abandonar el bloque.

"El Partido Laborista al que nos unimos, por el que hicimos campaña y en el que creemos ya no es el Partido Laborista de hoy. Ahora ha sido secuestrado por la maquinaria política de la izquierda dura", subrayó Leslie, a la vez que Gapes dijo estar "furioso" porque "el liderazgo sea cómplice de facilitar el Brexit, lo que causará un gran daño económico, social y político a nuestro país".

Por su parte, Berger aseguró que el principal partido opositor británico es "institucionalmente antisemita", debido a la escasa resistencia que el liderazgo de Corbyn ha interpuesto a presuntos ataques contra el sionismo.

Los líderes laboristas han admitido que Berger, quien es judía, ha sido acosada por algunos miembros de su partido local en el noroeste de Inglaterra. Y consideran que Corbyn, un antiguo partidario de la causa palestina, no ha hecho lo necesario para contener esas ofensivas.

Si bien la salida de estos siete legisladores no impactará el reparto de fuerzas en la Cámara de los Comunes, implica una nueva grieta en la política británica, que ha visto tanto a conservadores como laboristas fragmentarse en torno a diferentes posiciones a favor del Brexit (con distintos matices) o de la permanencia en la Unión Europea.

Este nuevo grupo independiente ya lanzó su propia página web y presentó su declaración de principios, en la que dejaron en claro que no consideran a ninguno de los partidos tradicionales como capaces de gobernar el país.

Corbyn se muestra "decepcionado" y el ‘número dos’ laborista pide a los legisladores que renuncien a sus escaños

A través de un mensaje en Twitter, el líder laborista, Jeremy Corbyn, aseguró sentirse "decepcionado de que estos parlamentarios que se hayan sentido incapaces de seguir trabajando juntos por las políticas laboristas que han inspirado a millones desde las últimas elecciones (en 2017) y que vieron al partido aumentar su porcentaje (de votos) a su mayor nivel desde 1945".

Por su parte, el ‘número dos’ laborista, John McDonnell, instó a los legisladores a "retirarse" de sus escaños e intentar recuperarlos en elecciones en sus circunscripciones.

Pero el líder adjunto del partido, Tom Watson, describió las renuncias como "un llamado de atención" y alertó que, si no se evalúa el rumbo de la formación, "podremos ver más días como este".

En una línea similar se expresó el alcalde de Londres, Sadiq Khan, también partidario de un segundo referendo, quien alertó que con la división laborista "solo hay un desenlace: un Gobierno conservador".

Por su parte, desde el gobernante Partido Conservador, el presidente de la formación, Brendan Lewis, remarcó que "no debe permitirse que Corbyn haga al país lo que ha hecho a su partido", al cual -según él- con su giro a la izquierda, ha cambiado "de forma irreversible".

La salida de los siete legisladores representa la mayor fractura del Partido Laborista desde 1981, cuando cuatro diputados de alto rango renunciaron a la formación para crear el Partido Democrático y Social, luego devenido en el actual Partido Liberal Demócrata.

Con EFE, Reuters y AP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.