Saltar al contenido principal
EFECTOS DEL BREXIT

El Brexit, una amenaza a la diversidad y al reconocimiento mundial del fútbol británico (3/4)

El jugador belga, Kevin De Bruyne, del Manchester City, se enfrenta contra otros futbolistas, entre ellos, el suizo, Stephan Lichtsteiner, del Arsenal, en el Etihad Stadium, Manchester, Reino Unido, el 3 de febrero de 2019.
El jugador belga, Kevin De Bruyne, del Manchester City, se enfrenta contra otros futbolistas, entre ellos, el suizo, Stephan Lichtsteiner, del Arsenal, en el Etihad Stadium, Manchester, Reino Unido, el 3 de febrero de 2019. Reuters

La Premier League, una de las más reconocidas ligas de fútbol, se prepara para hacer frente al impacto que el Brexit tendrá en la calidad de sus partidos, así como en el nivel y la variedad que aportan los jugadores europeos a los equipos británicos.

ANUNCIOS

Cristiano Ronaldo es al mismo tiempo tan admirado como criticado, pero nadie pone en duda su excepcional talento como futbolista. Su historia en la grandeza del fútbol empezó a escribirse cuando tenía 18 años, en uno de los clubes más tradicionales e importantes del mundo. De acuerdo con James Burns, autor de ‘Cristiano y Leo’, el paso de Cristiano por el Manchester United de la Premier League, fue fundamental para su consolidación como uno de los grandes de este deporte.

"Fue el comienzo de una gran época para él de desarrollo físico y de talento. Es un buen ejemplo de un jugador europeo que se ha convertido en un ‘superstar’ global que de cierto modo debe su estrella, no solamente a su talento sino a la libertad de movimiento en Europa", asegura Burns en entrevista con France 24.

Para el autor, Cristiano Ronaldo encarna el mejor ejemplo de lo que significa la libre movilidad de ciudadanos europeos por el continente. Es portugués, pero ha jugado en Inglaterra, España y ahora en Italia, sin requerir un permiso de trabajo.

La posibilidad de que los jugadores y entrenadores europeos no puedan ser contratados por los clubes de la Premier League con tanta facilidad como hasta el momento es uno de los temores que ha generado el Brexit en la millonaria y poderosa Premier League, considerada por algunos expertos como la mejor liga de fútbol del planeta.

Además de enfrentarse a trámites de inmigración y posibles visas, los deportistas deberán demostrar que son jugadores de altísimo nivel con sus equipos nacionales, algo que muchos jóvenes talentos europeos no podrán hacer, por los que en muchos casos los clubes ingleses se verán privados de posibles nuevas estrellas.

La Premier League aboga por un fácil acceso de los futbolistas europeos

Sin embargo, mientras el reloj corre a toda velocidad hasta la 29 de marzo, la fecha fijada para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la industria del fútbol y la Premier League, están analizando, como el resto del país, los posibles impactos del divorcio en esta industria.

En su posición sobre el Brexit, la Premier League asegura que "el acceso a futbolistas talentosos de toda Europa ha desempeñado un papel clave en el crecimiento" de la liga debido a que "la asistencia a los partidos y el interés global aumentaron significativamente a medida que los jugadores extranjeros de alta calidad han ocupado su lugar en la competencia con y contra los mejores jugadores británicos e irlandeses".

La entidad también aseguró estar a la espera de ver "cuál será el panorama político y normativo después de que el Reino Unido abandone la Unión Europea" y que ha hablado con el Gobierno para buscar que el flujo de jugadores europeos no deje de ser constante, debido a "los muchos beneficios culturales y económicos que una Premier League popular a nivel mundial aporta al Reino Unido".

Uno de los pilares del éxito de la Premier League: la diversidad de sus jugadores

Se dice que al hablar de la pasión que genera el fútbol no importa el idioma ni la nacionalidad y eso parece ser más que cierto con los partidos de la Premier League, seguidos por millones de hinchas en todo el mundo y en los que los nombres de sus estrellas son coreados en todos los lenguajes.

De acuerdo con la Premier League, sus partidos se ven en 189 países y 700.000 visitantes llegan al Reino Unido por temporada para asistir a un partido. En la actual temporada 2018/2019 compiten 20 equipos de ciudades de todo el país. Es tan popular el fútbol, que las grandes ciudades de Inglaterra, donde se creó este deporte, tienen más de un equipo: en Manchester están el Manchester United y el Manchester City; en Liverpool, el Liverpool y el Everton, y en Londres, el Chelsea, el Arsenal y el West Ham, entre otros.

El experto y reconocido periodista deportivo del diario The Sun, Philip Thomas, explicó a France 24 los factores que hacen a esta liga la más poderosa: "La Premier League sigue siendo la más rica del mundo, y seguirá siéndolo, con televisión nacional e internacional y derechos de transmisión de alrededor de 4.900 millones de libras esterlinas al año. Eso es aproximadamente el doble que la Bundesliga, valorada como la segunda más rica de Europa hace poco más de un año. España e Italia son las siguientes en línea".

Agrega que "el Manchester United encabeza regularmente el árbol del dinero, con una facturación de 600 millones de libras esterlinas y un ingreso de transmisión de televisión de 200 millones de libras. Contrasta eso con los gustos de Burnley, con una facturación alrededor de cinco veces menor que la de United, aunque, naturalmente, un salario mucho más bajo".

Los clubes tienen 12.000 empleados de tiempo completo. "El fútbol de la Premier League genera 3.300 millones de libras esterlinas por temporada en impuestos", explica la Premier.

Además de características técnicas como la velocidad del juego y el altísimo nivel que deben demostrar los futbolistas, más que en cualquier otra liga europea. Mientras que los técnicos como Pep Guardiola han aportado todo su bagaje extranjero para hacer el juego más apasionante.

"Sobre todo la Premier League se ha transformado en la liga más competitiva, de más alto nivel, con la española y eso es consecuencia de cómo los clubes han podido mezclar sus propios jugadores con futbolistas de gran nivel también de otros países, sobre todo europeos", destaca Burns.

Los requisitos para adquirir los permisos de trabajo se endurecerán para los futbolistas

Por las canchas de los estadios de la Premier League corren futbolistas de 65 nacionalidades, pero especialmente franceses y españoles. "Un poco más del 69% de los jugadores de la Premier League son extranjeros. Al comienzo de esta temporada, el Arsenal solo tenía cuatro ingleses en su escuadra", recuerda Thomas.

Y ahí radica la gran preocupación: que, con la salida del Reino Unido del bloque común, los jugadores y los técnicos europeos tengan que solicitar permisos de trabajo porque ya no serían tratados legalmente como ciudadanos comunitarios sino como deportistas de un país no europeo.

Pagar por las visas de trabajo, en caso de que se necesitaran, no sería un inconveniente para los clubes de fútbol. Lo complejo sería que, para aspirar y obtener ese permiso de trabajo, los futbolistas tienen que cumplir varios requisitos.

"Están determinados por el porcentaje de apariciones que un jugador ha hecho para su país, según el ranking de FIFA de su equipo nacional. Por ejemplo, un jugador de un país clasificado del 1 al 10 en el mundo tendría que haber jugado en el 30% de sus juegos, hasta uno en el grupo de 31-50 que tiene que jugar en tres cuartos de ellos. Las nuevas regulaciones significan que Riyad Mahrez y N’Golo Kante ya no podrían unirse al Leicester por pequeñas tarifas, como hicieron con Le Havre y Caen, cuando ninguno era un habitual internacional", destaca Thomas.

Con estas exigencias para otorgar los permisos de trabajo para los futbolistas, muy pocos las pasarían.

"Por lo tanto, solo los diez mejores jugadores de cada país de la Unión Europea cumplirían automáticamente con los nuevos criterios. Eso, a su vez, los haría mucho más caros, porque los clubes comprarían a un grupo más pequeño de jugadores", explica Thomas.

"Salir de la Unión Europea también significa que a los clubes de la Premier League les resultaría mucho más difícil contratar a jóvenes jugadores europeos para sus academias. Por ejemplo, sería mucho más difícil traer y desarrollar la próxima cosecha de, digamos, Cesc Fábregas o Gerard Pique", asegura Thomas.

"Cuando la gente piensa en la Premier League y si uno es honesto y, aunque les duele a los británicos, los jugadores, los más destacados, son extranjeros, pero también hay jugadores que se han convertido en iconos nacionales que son británicos como Harry Kane", afirma Burns.

Otra pregunta aún por resolver también es cómo quedarán los derechos de los futbolistas británicos que juegan en Europa, como el galés Gareth Bale, una de las estrellas del Real Madrid. Ese partido también está por definirse.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.