Saltar al contenido principal

México: a un mes de la explosión, Tlahuelilpan sigue con la herida abierta

Un residente trabaja en un altar en memoria de las víctimas de la explosión del 18 de enero en el municipio de Tlahuelilpan, estado de Hidalgo, México, el 18 de febrero de 2019.
Un residente trabaja en un altar en memoria de las víctimas de la explosión del 18 de enero en el municipio de Tlahuelilpan, estado de Hidalgo, México, el 18 de febrero de 2019. Josue Gonzalez / Reuters

Un mes después de la explosión que mató al menos a 130 personas, amigos y familiares realizaron una ceremonia para recordar a las víctimas de la explosión de un ducto de combustible en el estado mexicano de Hidalgo.

ANUNCIOS

En el municipio hidalguense el dolor todavía es visible: moños negros, símbolos religiosos y fotografías de las víctimas de la explosión de un ducto de combustible que algunos testigos definieron comon un "infierno en la tierra".

El 18 de febrero, familiares se reunieron en oración en el sitio de la tragedia ocurrida un mes atrás, que, de acuerdo con el más reciente número informado por Omar Fayad, gobernador del estado de Hidalgo, dejó 130 personas fallecidas a causa del estallido y otras 15 que aún se encuentran heridas.

Ese 18 de enero, ladrones de combustible perforaron el oleoducto Tula-Tuxpan a pocos kilómetros de una de las principales refinerías de México. Según las autoridades, acudieron hasta 800 personas para llenar sus recipientes con gasolina. Cuando alrededor de dos horas después, la zona estalló en llamas en una fuerte explosión.

Muchas personas todavía están buscando a sus seres queridos desaparecidos de la tragedia, que dejó decenas de huérfanos. El panteón local no tiene capacidad para más entierros y decenas de restos humanos siguen sin identificar.

El Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS) informó que a las 3:19 horas del 18 de enero, falleció un herido que era atendido en la Unidad Médica de Alta Especialidad, lo que asciende el número de muertos por la tragedia a 131.

Robo de combustible, una gran problemática en México

En enero, el mandatario Andrés Manuel López Obrador comenzó una estrategia para poner fin al robo de combustible, un delito conocido localmente como 'huachicoleo', que desde hace años sufre la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Según fuentes oficiales, las pérdidas llegaron a unos 3.400 millones de dólares tan solo en 2018.

Para acabar con esta problemática, se reforzó la vigilancia de los ductos desplegando miles de agentes de seguridad y se cambió el método de transporte de gasolina a uno que privilegia el uso de camiones cisterna.

Pese a esta tragedia, y a que las medidas generaron desabastecimiento de combustible en varios estados del país en enero, el combate contra el 'huachicoleo' no ha afectado la popularidad del presidente mexicano, según reveló recientemente una encuesta del medio informativo El Financiero.

El combate contra el 'huachicoleo', tiene la aprobación de 80 % de los encuestados, mientras que solo 12 % tienen una opinión mala o muy mala.

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.