Alexandre Benalla

Caso Benalla: senadores denuncian deficiencias en el Gobierno francés

El oficial de seguridad del Elíseo, Alexandre Benalla (Izq.), al lado del presidente francés Emmanuel Macron durante una visita a la Exposición Agrícola Internacional de París, el 24 de febrero de 2018.
El oficial de seguridad del Elíseo, Alexandre Benalla (Izq.), al lado del presidente francés Emmanuel Macron durante una visita a la Exposición Agrícola Internacional de París, el 24 de febrero de 2018. Stephane Mahe / Reuters

La comisión del Senado francés que investiga al exencargado de seguridad del presidente Emmanuel Macron, Alexandre Benalla, recomendó que este sea procesado por perjurio e indicó "importantes deficiencias en los más altos niveles del Estado".

Anuncios

La comisión de investigación creada en el Senado francés para analizar los manejos de Alexandre Benalla, el controvertido excolaborador del presidente Emmanuel Macron, denunció este miércoles "graves deficiencias" en el funcionamiento del Elíseo.

Esta comisión de investigación consiste en un grupo que busca comprender cuáles eran las tareas y el cargo desempeñado por Benalla en el Elíseo, quien cumplía misiones de seguridad para el presidente francés hasta que fue despedido en julio de 2018 en medio de un escándalo político, cuando se supo que había participado como infiltrado en la represión a las manifestaciones del Día de los trabajadores, el pasado 1 de mayo.

Colaboradores de Macron, cuestionados por los senadores

Las conclusiones del grupo representan un desafío para Macron. Los ponentes cuestionaron el testimonio que hicieron bajo juramento tres de sus más estrechos colaboradores: su jefe de gabinete, Patrick Strzoda, el secretario general, Alexis Kohler, y el general Lionel Lavergne, jefe de seguridad del mandatario. A los tres se les reprochan "omisiones", "incoherencias" y "contradicciones" y eso podría tener consecuencias legales para ellos.

Uno de los ponentes, Jean-Pierre Sueur señaló la voluntad de la comisión del Senado de llevar a la Fiscalía las declaraciones que les hicieron Stzoda, Kohler y Lavergne para que investigue si hubo falso testimonio de su parte o si "han retenido una parte significativa de la verdad", como sospechan.

Además, otro de los ponentes, Philippe Bas, señaló que a Benalla se le habían otorgado poderes excesivos, en particular a la vista de su falta de experiencia y afirmó que con la actuación de Benalla "la seguridad del presidente de la República se vio afectada" y que hubo múltiples irregularidades:

"un arma adquirida ilegalmente, el permiso para la portación de un arma por parte del señor Benalla, el incumplimiento de las normas sobre ética en los conflictos de intereses, la posesión por parte del señor Benalla de un teléfono encriptado y de pasaportes diplomáticos, (...) la ausencia de instrucciones a la policía aérea y fronteriza que prohíbe a Benalla irse (del país) con pasaportes diplomáticos”, señaló Bas y concluyó que “esto ya es mucho, tanto que los hechos establecidos el 1 de mayo parecen ser la punta del iceberg".

Benalla, detenido por no respetar control judicial

El exencargado de seguridad del presidente francés fue detenido el martes 19 de febrero por no respetar el control judicial que le había sido impuesto dentro de una investigación en su contra por cargos de violencia hacia manifestantes el pasado Primero de Mayo.

Benalla tenía prohibido estar en contacto con otro imputado en ese caso, su amigo y exresponsable de seguridad del partido de Macron, Vincent Crasse, pero el pasado 31 de enero el portal web "Mediapart" publicó grabaciones que revelaban una conversación que los dos implicados habrían mantenido a finales de julio.

En esa charla, Benalla presumía ante su amigo de contar con el apoyo de Macron en este asunto

El Caso Benalla, una amenaza a la popularidad de Macron

El abogado de quien fuera el asistente de seguridad del presidente francés dijo que ya emitió una apelación contra la detención provisional de su cliente.

El Caso Benalla sumió en una grave crisis al Gobierno Macron: le costó un importante descenso en su popularidad y frenó la implementación de su política de reformas. Además, desde la oposición han acusado al mandatario de encubrimiento.

El exasistente de seguridad fue despedido después de las revelaciones, pero a varios funcionarios les preocupa que desde entonces se haya estado beneficiando de su estatus anterior. Esas preocupaciones aumentaron a finales del año pasado cuando se supo que había seguido usando pasaportes diplomáticos mucho después de su despido.

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24