Escala en París

Las consecuencias de la inteligencia artificial en el trabajo, según Ángela Cubillos

La colombiana Ángela Cubillos es abogada y especialista en comercio electrónico. Considera que la sociedad no debe sorprenderse de los avances que muestra la inteligencia artificial, una ciencia que en la actualidad abarca diversos campos de la vida cotidiana pero que viene desarrollándose desde la Segunda Guerra Mundial.

Anuncios

La inteligencia artificial se conoce como el proceso de simulación de acciones de la inteligencia humana desarrolladas por máquinas. Muchos han conocido esa tecnología a través de películas de ciencia ficción, pero la realidad es que esta está presente en varios elementos de uso diario.

"Tenemos tendencia a imaginar que la inteligencia artificial son esos robots que vemos en las películas. Pero en realidad hablamos de softwares, programas informáticos que funcionan bajo tecnologías de inteligencia artificial como Siri, de Apple, o los motores de búsqueda; que implementan algoritmos para darnos resultados", dijo Cubillos durante la conversación con la periodista de RFI, Alida Palau.

La abogada explica que a pesar de que en la actualidad se habla más al respecto, esta no es una tecnología nueva. Los primeros registros en cuanto a inteligencia artificial datan de la Segunda Guerra Mundial cuando el analista, Alan Turing, debió idear una estructura para determinar la ubicación exacta de coordenadas en un mapa.

"Desde entonces se ha mejorado la capacidad de las máquinas, la agilidad de respuesta y la complejidad de los algoritmos", señala la abogada. Agrega que la capacidad de las máquinas ha avanzado tanto que “son capaces de imitar a las hormigas”.

La inteligencia artificial reduce los puestos de trabajo pero...

Los avances de la inteligencia artificial y su llegada al campo laboral han traído como consecuencia una reducción de oportunidades laborales. Hoy es frecuente conocer robots que tienen capacidad de realizar operaciones sencillas y softwares que sustituyen labores llevadas a cabo por humanos.

"Estamos en una era de cambio similar a la que existió en la época de la Revolución Industrial. Existen estudios donde se refleja una pérdida de 6,5 % de puestos de trabajo por cada robot que llega a una empresa (…) No obstante, existen otros estudios que plantean la creación de nuevos empleos o nuevas profesiones", explicó la abogada colombiana.

El avance de los robots o las máquinas ha sido tal que algunos gobiernos estudian el establecimiento de leyes que permitan el establecimiento de impuestos para los robots. "Esto significaría que se les reconocería una personalidad jurídica a los robots y se les obligaría a pagar unas mutuales", dijo Cubillos durante la entrevista.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24